S. Andreæ Avellini Confessoris ~ Duplex
Commemoratio: Ss. Tryphonis et Sociorum Mártyrum

Ad Primam    11-10-2018

Ante Divinum officium
Incipit
Pater noster, qui es in cælis, sanctificétur nomen tuum: advéniat regnum tuum: fiat volúntas tua, sicut in cælo et in terra. Panem nostrum quotidiánum da nobis hódie: et dimítte nobis débita nostra, sicut et nos dimíttimus debitóribus nostris: et ne nos indúcas in tentatiónem: sed líbera nos a malo. Amen.
Ave María, grátia plena; Dóminus tecum: benedícta tu in muliéribus, et benedíctus fructus ventris tui Jesus. Sancta María, Mater Dei, ora pro nobis peccatóribus, nunc et in hora mortis nostræ. Amen.
Credo in Deum, Patrem omnipoténtem, Creatórem cæli et terræ.
Et in Jesum Christum, Fílium ejus únicum, Dóminum nostrum: qui concéptus est de Spíritu Sancto, natus ex María Vírgine, passus sub Póntio Piláto, crucifíxus, mórtuus, et sepúltus: descéndit ad ínferos; tértia die resurréxit a mórtuis; ascéndit ad cælos; sedet ad déxteram Dei Patris omnipoténtis: inde ventúrus est judicáre vivos et mórtuos.
Credo in Spíritum Sanctum, sanctam Ecclésiam cathólicam, Sanctórum communiónem, remissiónem peccatórum, carnis resurrectiónem, vitam ætérnam. Amen.
V. Deus in adjutórium meum inténde.
R. Dómine, ad adjuvándum me festína.
Glória Patri, et Fílio, * et Spirítui Sancto.
Sicut erat in princípio, et nunc, et semper, * et in sǽcula sæculórum. Amen.
Allelúja.
Rito de entrada
Padre nuestro, que estás en los cielos, santificado sea tu nombre, venga a nosotros tu reino, hágase tu voluntad así en la tierra como en el cielo. El pan nuestro de cada día dánosle hoy; perdónanos nuestras deudas, así como nosotros perdonamos a nuestros deudores, y no nos dejes caer en la tentación, mas líbranos del mal. Amén.
Ave, María, llena de gracia, el Señor es contigo, bendita Tú eres entre todas las mujeres, y bendito es el fruto de tu vientre, Jesús. Santa María, Madre de Dios, ruega por nosotros pecadores, ahora y en la hora de nuestra muerte. Amén.
Creo en Dios, Padre Todopoderoso, Creador del cielo y de la tierra.
Creo en Jesucristo, su único Hijo, Nuestro Señor: que fue concebido por obra y gracia del Espíritu Santo, nació de Santa María Virgen; padeció bajo el poder de Poncio Pilato, fue crucificado, muerto y sepultado: descendió a los infiernos, al tercer día resucitó de entre los muertos, subió a los cielos y está sentado a la derecha de Dios, Padre todopoderoso. Desde allí ha de venir a juzgar a los vivos y a los muertos.
Creo en el Espíritu Santo, la santa Iglesia católica, la comunión de los santos, el perdón de los pecados, la resurrección de la carne y la vida eterna. Amén.
V. Dios mío, ven en mi auxilio.
R. Señor, date prisa en socorrerme.
Gloria al Padre, al Hijo, * y al Espíritu Santo.
Como era en el principio, ahora y siempre, * por los siglos de los siglos. Amén.
Aleluya.
Hymnus
Jam lucis orto sídere,
Deum precémur súpplices,
Ut in diúrnis áctibus
Nos servet a nocéntibus.

Linguam refrénans témperet,
Ne litis horror ínsonet:
Visum fovéndo cóntegat,
Ne vanitátes háuriat.

Sint pura cordis íntima,
Absístat et vecórdia;
Carnis terat supérbiam
Potus cibíque párcitas.

Ut, cum dies abscésserit,
Noctémque sors redúxerit,
Mundi per abstinéntiam
Ipsi canámus glóriam.

Deo Patri sit glória,
Ejúsque soli Fílio,
Cum Spíritu Paráclito,
Nunc et per omne sǽculum.
Amen.
Himno
Aparecido ya el astro del día,
roguemos a Dios, suplicantes,
que en las acciones de esta jornada
nos preserve de todo daño.

Que refrene y modere nuestra lengua
para librarnos del horror de las discordias;
que guarde como con un velo nuestros ojos
para que no beban en las aguas de la vanidad.

Puro sea lo íntimo del corazón
y libre de cuanto envilece;
que la parsimonia del manjar y de la bebida
quebrante la soberbia de la carne.

Para que cuando termine la jornada
y el curso del tiempo nos conduzca de nuevo a la noche,
conservando la pureza mediante la abstinencia,
cantemos la gloria del Señor.

A Dios Padre sea la gloria,
y al Hijo su Unigénito,
juntamente con el Espíritu Paráclito,
ahora y por todos los siglos.
Amén.
Psalmi {ex Psalterio secundum diem}
Ant. Exaltáre, Dómine,
Psalmus 93(1-11) [1]
93:1 Deus ultiónum Dóminus: * Deus ultiónum líbere egit.
93:2 Exaltáre, qui júdicas terram: * redde retributiónem supérbis.
93:3 Úsquequo peccatóres, Dómine, * úsquequo peccatóres gloriabúntur:
93:4 Effabúntur, et loquéntur iniquitátem: * loquéntur omnes, qui operántur injustítiam?
93:5 Pópulum tuum, Dómine, humiliavérunt: * et hereditátem tuam vexavérunt.
93:6 Víduam, et ádvenam interfecérunt: * et pupíllos occidérunt.
93:7 Et dixérunt: Non vidébit Dóminus, * nec intélleget Deus Jacob.
93:8 Intellégite, insipiéntes in pópulo: * et stulti, aliquándo sápite.
93:9 Qui plantávit aurem, non áudiet? * aut qui finxit óculum, non consíderat?
93:10 Qui córripit gentes, non árguet: * qui docet hóminem sciéntiam?
93:11 Dóminus scit cogitatiónes hóminum, * quóniam vanæ sunt.
V. Glória Patri, et Fílio, * et Spirítui Sancto.
R. Sicut erat in princípio, et nunc, et semper, * et in sǽcula sæculórum. Amen.
Salmos {del Salterio del día correspondiente}
Ant. Levántate, Señor,
Salmo 93(1-11) [1]
93:1 Dios de la venganza, Señor, * Dios de la venganza, resplandece.
93:2 Levántate, juzga la tierra, * paga su merecido a los soberbios.
93:3 ¿Hasta cuándo, Señor, los culpables, * hasta cuándo triunfarán los culpables?
93:4 Discursean profiriendo insolencias, * se jactan los malhechores;
93:5 Trituran, Señor, a tu pueblo, * oprimen a tu heredad;
93:6 Asesinan a viudas y forasteros, * degüellan a los huérfanos,
93:7 Y comentan: «Dios no lo ve, * el Dios de Jacob no se entera».
93:8 Enteraos, los más necios del pueblo, * ignorantes, ¿cuándo discurriréis?
93:9 El que plantó el oído ¿no va a oír? * El que formó el ojo ¿no va a ver?
93:10 El que educa a los pueblos * ¿no va a castigar? El que instruye al hombre ¿no va a saber?
93:11 Sabe el Señor que los pensamientos del hombre * son insustanciales.
V. Gloria al Padre, al Hijo, * y al Espíritu Santo.
R. Como era en el principio, ahora y siempre, * por los siglos de los siglos. Amén.
Psalmus 93(12-23) [2]
93:12 Beátus homo, quem tu erudíeris, Dómine: * et de lege tua docúeris eum,
93:13 Ut mítiges ei a diébus malis: * donec fodiátur peccatóri fóvea.
93:14 Quia non repéllet Dóminus plebem suam: * et hereditátem suam non derelínquet.
93:15 Quoadúsque justítia convertátur in judícium: * et qui juxta illam omnes qui recto sunt corde.
93:16 Quis consúrget mihi advérsus malignántes? * aut quis stabit mecum advérsus operántes iniquitátem?
93:17 Nisi quia Dóminus adjúvit me: * paulo minus habitásset in inférno ánima mea.
93:18 Si dicébam: Motus est pes meus: * misericórdia tua, Dómine, adjuvábat me.
93:19 Secúndum multitúdinem dolórum meórum in corde meo: * consolatiónes tuæ lætificavérunt ánimam meam.
93:20 Numquid adhǽret tibi sedes iniquitátis: * qui fingis labórem in præcépto?
93:21 Captábunt in ánimam justi: * et sánguinem innocéntem condemnábunt.
93:22 Et factus est mihi Dóminus in refúgium: * et Deus meus in adjutórium spei meæ.
93:23 Et reddet illis iniquitátem ipsórum: et in malítia eórum dispérdet eos: * dispérdet illos Dóminus, Deus noster.
V. Glória Patri, et Fílio, * et Spirítui Sancto.
R. Sicut erat in princípio, et nunc, et semper, * et in sǽcula sæculórum. Amen.
Salmo 93(12-23) [2]
93:12 Dichoso el hombre a quien Tú educas, * al que enseñas tu ley,
93:13 Dándole descanso tras los años duros, * mientras al malvado le cavan la fosa.
93:14 Porque el Señor no rechaza a su pueblo, * ni abandona su heredad:
93:15 El justo obtendrá su derecho, * y un porvenir los rectos de corazón.
93:16 ¿Quién se pone a mi favor contra los perversos, * quién se coloca a mi lado frente a los malhechores?
93:17 Si el Señor no me hubiera auxiliado, * ya estaría yo habitando en el silencio.
93:18 Cuando me parece que voy a tropezar, * tu misericordia, Señor, me sostiene;
93:19 Cuando se multiplican mis preocupaciones, * tus consuelos son mi delicia.
93:20 ¿Podrá aliarse contigo un tribunal inicuo * que dicta injusticias en nombre de la ley?
93:21 Aunque atenten contra la vida del justo * y condenen a muerte al inocente,
93:22 El Señor será mi alcázar, * Dios será mi roca de refugio.
93:23 Él les pagará su iniquidad, los destruirá por sus maldades, * los destruirá el Señor, nuestro Dios.
V. Gloria al Padre, al Hijo, * y al Espíritu Santo.
R. Como era en el principio, ahora y siempre, * por los siglos de los siglos. Amén.
Psalmus 107 [3]
107:2 Parátum cor meum, Deus, parátum cor meum: * cantábo, et psallam in glória mea.
107:3 Exsúrge, glória mea, exsúrge, psaltérium et cíthara: * exsúrgam dilúculo.
107:4 Confitébor tibi in pópulis, Dómine: * et psallam tibi in natiónibus.
107:5 Quia magna est super cælos misericórdia tua: * et usque ad nubes véritas tua:
107:6 Exaltáre super cælos, Deus, et super omnem terram glória tua: * ut liberéntur dilécti tui.
107:7 Salvum fac déxtera tua, et exáudi me: * Deus locútus est in sancto suo:
107:8 Exsultábo, et dívidam Síchimam, * et convállem tabernaculórum dimétiar.
107:9 Meus est Gálaad, et meus est Manásses: * et Éphraim suscéptio cápitis mei.
107:10 Juda rex meus: * Moab lebes spei meæ.
107:10 In Idumǽam exténdam calceaméntum meum: * mihi alienígenæ amíci facti sunt.
107:11 Quis dedúcet me in civitátem munítam? * quis dedúcet me usque in Idumǽam?
107:12 Nonne tu, Deus, qui repulísti nos, * et non exíbis, Deus, in virtútibus nostris?
107:13 Da nobis auxílium de tribulatióne: * quia vana salus hóminis.
107:14 In Deo faciémus virtútem: * et ipse ad níhilum dedúcet inimícos nostros.
V. Glória Patri, et Fílio, * et Spirítui Sancto.
R. Sicut erat in princípio, et nunc, et semper, * et in sǽcula sæculórum. Amen.

Ant. Exaltáre, Dómine, qui júdicas terram, redde retributiónem supérbis.
Salmo 107 [3]
107:2 Dios mío, mi corazón está firme, * para ti cantaré y tocaré, gloria mía.
107:3 Despertad, cítara y arpa, * despertaré a la aurora.
107:4 Te daré gracias ante los pueblos, Señor, * tocaré para ti ante las naciones:
107:5 Por tu bondad, que es más grande que los cielos; * por tu fidelidad, que alcanza a las nubes.
107:6 Elévate sobre el cielo, Dios mío, y llene la tierra tu gloria; * para que se salven tus predilectos,
107:7 Que tu mano salvadora nos responda. * Dios habló en su santuario:
107:8 «Triunfante, ocuparé Siquén, * parcelaré el valle de Sucot;
107:9 Mío es Galaad, mío Manasés, * Efraín es yelmo de mi cabeza,
107:10 Judá es mi cetro; * Moab, una jofaina para lavarme,
107:10 Sobre Edom echo mi sandalia, * sobre Filistea canto victoria».
107:11 Pero, ¿quién me guiará a la plaza fuerte, * quién me conducirá a Edom,
107:12 Si Tú, oh Dios, nos has rechazado * y no sales ya con nuestras tropas?
107:13 Auxílianos contra el enemigo, * que la ayuda del hombre es inútil;
107:14 Con Dios haremos proezas, * Él pisoteará a nuestros enemigos.
V. Gloria al Padre, al Hijo, * y al Espíritu Santo.
R. Como era en el principio, ahora y siempre, * por los siglos de los siglos. Amén.

Ant. Levántate, Señor, juzga la tierra; paga su merecido a los soberbios.
Capitulum Responsorium Versus {ex Psalterio secundum diem}
1 Tim. 1:17
Regi sæculórum immortáli et invisíbili, soli Deo honor et glória in sǽcula sæculórum. Amen.
R. Deo grátias.

R.br. Christe, Fili Dei vivi, * miserére nobis.
R. Christe, Fili Dei vivi, * miserére nobis.
V. Qui sedes ad déxteram Patris.
R. Miserére nobis.
V. Glória Patri, et Fílio, * et Spirítui Sancto.
R. Christe, Fili Dei vivi, * miserére nobis.

V. Exsúrge, Christe, ádjuva nos.
R. Et líbera nos propter nomen tuum.
Chapter Responsory Verse {del Salterio del día correspondiente}
1 Tim 1:17
Al Rey de los siglos, inmortal e invisible, al único Dios, honor y gloria por los siglos de los siglos. Amén.
R. Demos gracias a Dios.

R.br. Cristo, Hijo de Dios vivo, * ten piedad de nosotros.
R. Cristo, Hijo de Dios vivo, * ten piedad de nosotros.
V. Tú que estás sentado a la derecha del Padre.
R. Ten piedad de nosotros.
V. Gloria al Padre, al Hijo, * y al Espíritu Santo.
R. Cristo, Hijo de Dios vivo, * ten piedad de nosotros.

V. Levántate, Cristo, y ayúdanos.
R. Y líbranos por tu nombre.
Preces Dominicales et Feriales{omittitur}
Preces dominicales y feriales{omitido}
Preces Feriales{omittitur}
Preces Feriales{omitido}
Preces Dominicales et Feriales{omittitur}
Preces dominicales y feriales{omitido}
Orationes
V. Dómine, exáudi oratiónem meam.
R. Et clamor meus ad te véniat.
Orémus.
Dómine Deus omnípotens, qui ad princípium hujus diéi nos perveníre fecísti: tua nos hódie salva virtúte; ut in hac die ad nullum declinémus peccátum, sed semper ad tuam justítiam faciéndam nostra procédant elóquia, dirigántur cogitatiónes et ópera.
Per Dóminum nostrum Jesum Christum, Fílium tuum: qui tecum vivit et regnat in unitáte Spíritus Sancti, Deus, per ómnia sǽcula sæculórum.
R. Amen.
V. Dómine, exáudi oratiónem meam.
R. Et clamor meus ad te véniat.
V. Benedicámus Dómino.
R. Deo grátias.
Oraciones
V. Señor, escucha nuestra oración.
R. Y llegue a ti nuestro clamor.
Oremos.
Señor, Dios omnipotente, que nos has concedido llegar al principio de este día: sálvanos hoy con tu virtud; para que en este día no caigamos en ningún pecado; sino que nuestras palabras, pensamientos y obras se dirijan siempre al cumplimiento de vuestra santa ley.
Por nuestro Señor Jesucristo, tu Hijo, que vive y reina contigo en la unidad del Espíritu Santo, Dios, por todos los siglos de los siglos.
R. Amén.
V. Señor, escucha nuestra oración.
R. Y llegue a ti nuestro clamor.
V. Bendigamos al Señor.
R. Demos gracias a Dios.
Martyrologium (anticip.)
Tértio Idus Novémbris Luna tértia Anno Dómini 2018

Turónis, in Gállia, natális beáti Martíni, Epíscopi et Confessóris; cujus vita tantis éxstitit miráculis gloriósa, ut trium mortuórum suscitátor esse merúerit.
Cotyǽi, in Phrýgia, insígnis pássio sancti Mennæ, Ægýptii mílitis, qui, in persecutióne Diocletiáni, postquam, abjécto milítiæ cíngulo, méruit cælésti Regi secréta conversatióne in erémo militáre, procéssit in públicum, et, se Christiánum líbera voce declárans, primo diris cruciátibus examinátur; novíssime, fixis in oratióne génibus, Dómino Jesu Christo grátias agens, gládio cæsus est, ac multis post mortem miráculis cláruit.
Ravénnæ sanctórum Mártyrum Valentíni, Feliciáni et Victoríni; qui in Diocletiáni persecutióne coronáti sunt.
In Mesopotámia sancti Athenodóri Mártyris, qui, sub eódem Diocletiáno et Eléusio Prǽside, ígnibus cruciátus et áliis supplíciis tortus, demum cápitis damnátus est, et, cum cárnifex corruísset neque ullus álius gládio illum ferire ausus esset, orans obdormívit in Dómino.
Lugdúni, in Gállia, sancti Veráni Epíscopi, cujus vita fuit fide et virtútum méritis illústris.
Constantinópoli sancti Theodóri, Abbátis Studítæ, qui, pro fide cathólica advérsus Iconoclástas strénue pugnans, factus est apud univérsam Ecclésiam cathólicam célebris.
In monastério Cryptæ Ferrátæ, in agro Tusculáno, sancti Bartholomǽi Abbátis, qui fuit sócius beáti Nili, ejúsque vitam conscrípsit.
In província Sámnii beáti Mennæ solitárii, cujus virtútes et mirácula sanctus Gregórius Papa commémorat.
V. Et álibi aliórum plurimórum sanctórum Mártyrum et Confessórum, atque sanctárum Vírginum.
R. Deo grátias.
Martyrologium (anticip.)
November 11th 2018, the 3rd day of the Moon,

11 de noviembre

San Martín, Obispo y Confesor de la Fe, D. - Blanco
En Tours de Francia, el tránsito de san Martín, Obispo y Confesor, cuya vida fue gloriosa en tan grandes milagros, que mereció resucitar tres muertos. n. hacia el año 316 en Panonia, actual Hungría; † 8 de noviembre de 397 en Candes (Tours), Francia. Patrono de mendigos; jinetes; caballería; caballos; alcohólicos reformados; soldados; hosteleros; sastres; vitivinicultores; gansos. Protector contra la carestía y el empobrecimiento; alcoholismo. San Martín, hijo de un oficial pagano en Panonia, deslumbrose en Pavía con los esplendores del culto cristiano. Catecúmeno a los diez años, siguió no obstante la voluntad de su padre y de su príncipe, y sirvió en el ejército romano. Un día, durante un rudo invierno, dio una parte de su manto a un pobre, y Nuestro Señor se le apareció la noche siguiente vestido con ella. Martín recibió entonces el bautismo, fue incluido entre los acólitos por San Hilario de Poitiers, fundó Ligugé, primer monasterio de las Galias, obró numerosos milagros y llegó a ser obispo de Tours a pesar de sus lágrimas. Fue entonces cuando fundó el monasterio de Marmoutier con 80 religiosos. Por todas partes prodigó su caridad, su abnegación, sus oraciones y su enseñanza, y murió lleno de días y de méritos hacia el año 400.
En Cotieo de Frigia, el esclarecido martirio de san Menas, soldado egipcio, el cual, en la persecución de Diocleciano, arrojando la insignia de la milicia terrena, mereció ser soldado del Rey del cielo, entregándose en el yermo a la vida interior; luego, saliendo al público, y declarándose abiertamente Cristiano, fue primero probado con terribles suplicios; por último, puesto de rodillas en oración, dando gracias a Jesucristo nuestro Señor, fue degollado, y después de muerto, resplandeció con muchos milagros.
En Ravena, los santos Mártires Valentín, Feliciano y Victorino, que en la persecución de Diocleciano fueron coronados.
En Mesopotamia, san Atenodoro, Mártir, que en tiempo del mismo Diocleciano, y presidiendo Eleusio, atormentado con el fuego y otros suplicios, fue al fin condenado a muerte; mas, cayendo desmayado el verdugo y no osando ningún otro herirle con el cuchillo, el Santo, puesto en oración, durmió en el Señor.
En Lyon de Francia, san Verano, Obispo, cuya vida fue esclarecida en fe y virtudes.
En Constantinopla, san Teodoro, Abad Estudita, el cual, peleando de nodadamente por la fe católica, contra los Iconoclastas, se hizo célebre en toda la Iglesia católica.
En el monasterio de Grotaferrata en el territorio de Frascati, san Bartolomé, Abad, compañero de san Nilo, cuya vida escribió.
En la provincia de Samnio, san Menas, solitario, de cuyas virtudes y milagros hace mención san Gregorio Papa.
V. Y en otras partes, otros muchos santos Mártires y Confesores, y santas Vírgenes.
R. Demos gracias a Dios.
V. Pretiósa in conspéctu Dómini.
R. Mors Sanctórum ejus.
Sancta María et omnes Sancti intercédant pro nobis ad Dóminum, ut nos mereámur ab eo adjuvári et salvári, qui vivit et regnat in sǽcula sæculórum.
R. Amen.

V. Deus in adjutórium meum inténde.
R. Dómine, ad adjuvándum me festína.
V. Deus in adjutórium meum inténde.
R. Dómine, ad adjuvándum me festína.
V. Deus in adjutórium meum inténde.
R. Dómine, ad adjuvándum me festína.
V. Glória Patri, et Fílio, * et Spirítui Sancto.
R. Sicut erat in princípio, et nunc, et semper, * et in sǽcula sæculórum. Amen.
V. Preciosa es a los ojos del Señor.
R. La muerte de sus fieles.
Santa María y todos los santos intercedan por nosotros al Señor, para que merezcamos ser ayudados y salvados por Aquél que vive y reina por los siglos de los siglos.
R. Amén.

V. Dios mío, ven en mi auxilio.
R. Señor, date prisa en socorrerme.
V. Dios mío, ven en mi auxilio.
R. Señor, date prisa en socorrerme.
V. Dios mío, ven en mi auxilio.
R. Señor, date prisa en socorrerme.
V. Gloria al Padre, al Hijo, * y al Espíritu Santo.
R. Como era en el principio, ahora y siempre, * por los siglos de los siglos. Amén.
Kýrie, eléison. Christe, eléison. Kýrie, eléison.
Pater noster, qui es in cælis, sanctificétur nomen tuum: advéniat regnum tuum: fiat volúntas tua, sicut in cælo et in terra. Panem nostrum quotidiánum da nobis hódie: et dimítte nobis débita nostra, sicut et nos dimíttimus debitóribus nostris:
V. Et ne nos indúcas in tentatiónem:
R. Sed líbera nos a malo.
V. Réspice in servos tuos, Dómine, et in ópera tua, et dírige fílios eórum.
R. Et sit splendor Dómini Dei nostri super nos, et ópera mánuum nostrárum dírige super nos, et opus mánuum nostrárum dírige.
V. Glória Patri, et Fílio, * et Spirítui Sancto.
R. Sicut erat in princípio, et nunc, et semper, * et in sǽcula sæculórum. Amen.
Orémus.
Dirígere et sanctificáre, régere et gubernáre dignáre, Dómine Deus, Rex cæli et terræ, hódie corda et córpora nostra, sensus, sermónes et actus nostros in lege tua, et in opéribus mandatórum tuórum: ut hic et in ætérnum, te auxiliánte, salvi et líberi esse mereámur, Salvátor mundi:
Qui vivis et regnas in sǽcula sæculórum.
R. Amen.
Señor, ten piedad. Cristo, ten piedad. Señor, ten piedad.
Padre nuestro, que estás en los cielos, santificado sea tu nombre, venga a nosotros tu reino, hágase tu voluntad así en la tierra como en el cielo. El pan nuestro de cada día dánosle hoy; perdónanos nuestras deudas, así como nosotros perdonamos a nuestros deudores:
V. No nos dejes caer en tentación:
R. Mas líbranos del mal.
V. Mira a tus siervos, Señor, mira a tus obras y guía a tus hijos.
R. Baje a nosotros la gloria del Señor, nuestro Dios, y haga prósperas las obras de nuestras manos y dirige este mismo trabajo nuestro.
V. Gloria al Padre, al Hijo, * y al Espíritu Santo.
R. Como era en el principio, ahora y siempre, * por los siglos de los siglos. Amén.
Oremos.
Dígnate, Señor Dios, Rey del cielo y de la tierra, dirigir y santificar, regir y gobernar hoy nuestros corazones, nuestros cuerpos, sentidos, palabras y actos en la observancia de tu ley, y en las obras de tus mandamientos, para que aquí y eternamente merezcamos con tu auxilio ser salvos y libres, Salvador del mundo. Tú, que vives y reinas por los siglos de los siglos.
R. Amén.
V. Jube, domne, benedícere.
Benedictio. Dies et actus nostros in sua pace dispónat Dóminus omnípotens. Amen.
Lectio brevis {ex Commune aut Festo}
Sap 10:10
Justum dedúxit Dóminus per vias rectas, et osténdit illi regnum Dei, et dedit illi sciéntiam sanctórum: honestávit illum in labóribus, et complévit labóres illíus.
V. Tu autem, Dómine, miserére nobis.
R. Deo grátias.
V. Dígnate, Señor, dar tu bendición.
Bendición. El Señor todopoderoso ordene con su paz nuestros días y tareas. Amén.
Lectura breve {del Común o de la Fiesta}
Sab 10:10
El Señor condujo al justo por sendas llanas, le mostró el reino de Dios y le dio a conocer las cosas santas. Lo hizo prosperar en sus tareas, hizo fecundos sus trabajos.
V. Tú, Señor, ten piedad de nosotros.
R. Demos gracias a Dios.
Conclusio
V. Adjutórium nóstrum in nómine Dómini.
R. Qui fecit cælum et terram.
V. Benedícite.
R. Deus.
V. Dóminus nos benedícat, et ab omni malo deféndat, et ad vitam perdúcat ætérnam. Et fidélium ánimæ per misericórdiam Dei requiéscant in pace.
R. Amen.
Pater noster, qui es in cælis, sanctificétur nomen tuum: advéniat regnum tuum: fiat volúntas tua, sicut in cælo et in terra. Panem nostrum quotidiánum da nobis hódie: et dimítte nobis débita nostra, sicut et nos dimíttimus debitóribus nostris: et ne nos indúcas in tentatiónem: sed líbera nos a malo. Amen.
Conclusión
V. Nuestro auxilio es el nombre del Señor.
R. Que hizo el cielo y la tierra.
V. Bendecid.
R. Oh Dios.
V. El Señor nos bendiga, nos defienda de todo mal y nos lleve a la vida eterna. Y las almas de los fieles, por la misericordia de Dios, descansen en paz.
R. Amén.
Padre nuestro, que estás en los cielos, santificado sea tu nombre, venga a nosotros tu reino, hágase tu voluntad así en la tierra como en el cielo. El pan nuestro de cada día dánosle hoy; perdónanos nuestras deudas, así como nosotros perdonamos a nuestros deudores, y no nos dejes caer en la tentación, mas líbranos del mal. Amén.
Post Divinum officium

Matutinum    Laudes
Prima    Tertia    Sexta    Nona
Vesperae    Completorium

Options    Sancta Missa    Ordo

Versions
Tridentine 1570
Tridentine 1910
Divino Afflatu
Reduced 1955
Rubrics 1960
1960 Newcalendar
Monastic
Ordo Praedicatorum
Language 2
Latin
Deutsch
English
Español
Français
Italiano
Magyar
Polski
Português
Latin-Bea
Polski-Newer
Votives
Hodie
Dedicatio
Defunctorum
Parvum B.M.V.

Versions      Credits      Download      Rubrics      Technical      Help