Feria Quinta infra Hebdomadam II post Octavam Paschæ ~ Ferial

Divinum Officium  Tridentine 1910

04-19-2018

Ad Matutinum

Ante Divinum officium
Incipit
Pater noster, qui es in cælis, sanctificétur nomen tuum: advéniat regnum tuum: fiat volúntas tua, sicut in cælo et in terra. Panem nostrum quotidiánum da nobis hódie: et dimítte nobis débita nostra, sicut et nos dimíttimus debitóribus nostris: et ne nos indúcas in tentatiónem: sed líbera nos a malo. Amen.
Ave María, grátia plena; Dóminus tecum: benedícta tu in muliéribus, et benedíctus fructus ventris tui Jesus. Sancta María, Mater Dei, ora pro nobis peccatóribus, nunc et in hora mortis nostræ. Amen.
Credo in Deum, Patrem omnipoténtem, Creatórem cæli et terræ.
Et in Jesum Christum, Fílium ejus únicum, Dóminum nostrum: qui concéptus est de Spíritu Sancto, natus ex María Vírgine, passus sub Póntio Piláto, crucifíxus, mórtuus, et sepúltus: descéndit ad ínferos; tértia die resurréxit a mórtuis; ascéndit ad cælos; sedet ad déxteram Dei Patris omnipoténtis: inde ventúrus est judicáre vivos et mórtuos.
Credo in Spíritum Sanctum, sanctam Ecclésiam cathólicam, Sanctórum communiónem, remissiónem peccatórum, carnis resurrectiónem, vitam ætérnam. Amen.
V. Dómine, lábia +︎ mea apéries.
R. Et os meum annuntiábit laudem tuam.
V. Deus in adjutórium meum inténde.
R. Dómine, ad adjuvándum me festína.
Glória Patri, et Fílio, * et Spirítui Sancto.
Sicut erat in princípio, et nunc, et semper, * et in sǽcula sæculórum. Amen.
Allelúja.
Rito de entrada
Padre nuestro, que estás en los cielos, santificado sea tu nombre, venga a nosotros tu reino, hágase tu voluntad así en la tierra como en el cielo. El pan nuestro de cada día dánosle hoy; perdónanos nuestras deudas, así como nosotros perdonamos a nuestros deudores, y no nos dejes caer en la tentación, mas líbranos del mal. Amén.
Ave, María, llena de gracia, el Señor es contigo, bendita Tú eres entre todas las mujeres, y bendito es el fruto de tu vientre, Jesús. Santa María, Madre de Dios, ruega por nosotros pecadores, ahora y en la hora de nuestra muerte. Amén.
Creo en Dios, Padre Todopoderoso, Creador del cielo y de la tierra.
Creo en Jesucristo, su único Hijo, Nuestro Señor: que fue concebido por obra y gracia del Espíritu Santo, nació de Santa María Virgen; padeció bajo el poder de Poncio Pilato, fue crucificado, muerto y sepultado: descendió a los infiernos, al tercer día resucitó de entre los muertos, subió a los cielos y está sentado a la derecha de Dios, Padre todopoderoso. Desde allí ha de venir a juzgar a los vivos y a los muertos.
Creo en el Espíritu Santo, la santa Iglesia católica, la comunión de los santos, el perdón de los pecados, la resurrección de la carne y la vida eterna. Amén.
V. Señor, ábreme +︎ los labios.
R. Y mi boca proclamará tu alabanza.
V. Dios mío, ven en mi auxilio.
R. Señor, date prisa en socorrerme.
Gloria al Padre, al Hijo, * y al Espíritu Santo.
Como era en el principio, ahora y siempre, * por los siglos de los siglos. Amén.
Aleluya.
Invitatorium {Antiphona ex Psalterio secundum tempora}
Ant. Surréxit Dóminus vere, * Allelúja.
Ant. Surréxit Dóminus vere, * Allelúja.
Veníte, exsultémus Dómino, jubilémus Deo, salutári nostro: præoccupémus fáciem ejus in confessióne, et in psalmis jubilémus ei.
Ant. Surréxit Dóminus vere, * Allelúja.
Quóniam Deus magnus Dóminus, et Rex magnus super omnes deos, quóniam non repéllet Dóminus plebem suam: quia in manu ejus sunt omnes fines terræ, et altitúdines móntium ipse cónspicit.
Ant. Allelúja.
Quóniam ipsíus est mare, et ipse fecit illud, et áridam fundavérunt manus ejus (genuflectitur) veníte, adorémus, et procidámus ante Deum: plorémus coram Dómino, qui fecit nos, quia ipse est Dóminus, Deus noster; nos autem pópulus ejus, et oves páscuæ ejus.
Ant. Surréxit Dóminus vere, * Allelúja.
Hódie, si vocem ejus audiéritis, nolíte obduráre corda vestra, sicut in exacerbatióne secúndum diem tentatiónis in desérto: ubi tentavérunt me patres vestri, probavérunt et vidérunt ópera mea.
Ant. Allelúja.
Quadragínta annis próximus fui generatióni huic, et dixi; Semper hi errant corde, ipsi vero non cognovérunt vias meas: quibus jurávi in ira mea; Si introíbunt in réquiem meam.
Ant. Surréxit Dóminus vere, * Allelúja.
V. Glória Patri, et Fílio, * et Spirítui Sancto.
R. Sicut erat in princípio, et nunc, et semper, * et in sǽcula sæculórum. Amen.
Ant. Allelúja.
Ant. Surréxit Dóminus vere, * Allelúja.
Invitatorio {Antífona del Salterio del Tiempo correspondiente}
Ant. El Señor ha resucitado, * Aleluya.
Ant. El Señor ha resucitado, * Aleluya.
Venid, regocijémonos en el Señor; cantemos con júbilo las alabanzas de Dios, Salvador nuestro. Corramos a presentarnos ante su acatamiento, dándole gracias, y entonándole himnos con júbilo.
Ant. El Señor ha resucitado, * Aleluya.
Porque el Señor es el Dios grande, y un rey más grande que todos los dioses. Porque en su mano tiene toda la extensión de la tierra, y suyos son los más encumbrados montes.
Ant. Aleluya.
Suyo es el mar, y obra es de sus manos: y hechura de sus manos es la tierra. (de rodillas) Venid, pues, adorémosle, postrémonos: derramando lágrimas en la presencia del Señor que nos ha creado: Pues Él es el Señor Dios nuestro: y nosotros el pueblo a quien Él apacienta, y ovejas de su grey.
Ant. El Señor ha resucitado, * Aleluya.
Hoy mismo, si oyereis su voz, guardaos de endurecer vuestros corazones, Como sucedió, dice el Señor, cuando provocaron mi ira, poniéndome a prueba en el desierto, en donde vuestros padres me tentaron, me probaron, y vieron mis obras.
Ant. Aleluya.
Por espacio de cuarenta años estuve irritado contra esta generación, y dije: Siempre está descarriado el corazón de este pueblo. Ellos no conocieron mis caminos; por lo que juré airado que no entrarían en mi reposo.
Ant. El Señor ha resucitado, * Aleluya.
V. Gloria al Padre, al Hijo, * y al Espíritu Santo.
R. Como era en el principio, ahora y siempre, * por los siglos de los siglos. Amén.
Ant. Aleluya.
Ant. El Señor ha resucitado, * Aleluya.
Hymnus {ex Psalterio secundum tempora}
Rex sempitérne Cǽlitum,
Rerum Creátor ómnium,
Æquális ante sǽcula
Semper Parénti Fílius:

Nascénte qui mundo Faber
Imáginem vultus tui
Tradens Adámo, nóbilem
Limo jugásti spíritum.

Cum livor et fraus dǽmonis
Fœdásset humánum genus:
Tu, carne amíctus, pérditam
Formam refórmas ártifex.

Qui, natus olim e Vírgine,
Nunc e sepúlcro násceris,
Tecúmque nos a mórtuis
Jubes sepúltos súrgere.

Qui, pastor ætérnus, gregem
Aqua lavas baptísmatis:
Hæc est lavácrum méntium:
Hæc est sepúlcrum críminum.

Nobis diu qui débitæ
Redémptor affíxus cruci,
Nostræ dedísti pródigus
Prétium salútis sánguinem.

Ut sis perénne méntibus
Paschále, Jesu, gáudium,
A morte dira críminum
Vitæ renátos líbera.

Deo Patri sit glória,
Et Fílio, qui a mórtuis
Surréxit, ac Paráclito,
In sempitérna sǽcula.
Amen.
Himno {del Salterio del Tiempo correspondiente}
Oh eterno Rey de las celestes milicias,
Creador de todas las cosas,
Hijo siempre igual al Padre,
Antes de todos los siglos:

Tú, que, cual excelso artífice, imprimiste
En la frente de Adán la imagen de tu rostro,
Juntando al cuerpo terrestre el noble
Espíritu en el principio del mundo;

Tú, que, vestido de nuestra mortalidad
Reformaste, Hacedor supremo, la hermosura
Que perdió el humano linaje por la envidia
Y el engaño del maligno espíritu;

Tú, que, nacido un día de la Virgen,
Ahora resucitas del sepulcro,
Y que a los que estábamos sepultados en el sepulcro
Del pecado nos mandas resucitar juntamente contigo;

Tú, que, como Pastor eterno, lavas
A tu rebaño con el agua del bautismo,
Verdadera purificación de las almas
Y sepulcro de todos los crímenes;

Tú, que, como verdadero Redentor,
Clavado en la Cruz, derramaste
Pródigamente tu sangre divina,
Como precio de nuestra redención:

Libra de la cruel muerte de la culpa
A los que renacimos a la vida,
Para que seas eterno gozo
Y Pascua de nuestras almas.

Gloria sea a Dios Padre,
Y al Hijo resucitado de los muertos,
Juntamente con el Consolador,
Por todos los siglos de los siglos.
Amén.
Psalmi cum lectionibus {Antiphonæ ex Psalterio secundum tempora}
Nocturn I
Salmos con lecturas {Antífonas del Salterio del Tiempo correspondiente}
Nocturn I
Ant. Allelúja.
Psalmus 68 [1]
68:2 Salvum me fac, Deus: * quóniam intravérunt aquæ usque ad ánimam meam.
68:3 Infíxus sum in limo profúndi: * et non est substántia.
68:3 Veni in altitúdinem maris: * et tempéstas demérsit me.
68:4 Laborávi clamans, raucæ factæ sunt fauces meæ: * defecérunt óculi mei, dum spero in Deum meum.
68:5 Multiplicáti sunt super capíllos cápitis mei, * qui odérunt me gratis.
68:5 Confortáti sunt qui persecúti sunt me inimíci mei injúste: * quæ non rápui, tunc exsolvébam.
68:6 Deus, tu scis insipiéntiam meam: * et delícta mea a te non sunt abscóndita.
68:7 Non erubéscant in me qui exspéctant te, Dómine, * Dómine virtútum.
68:7 Non confundántur super me * qui quǽrunt te, Deus Israël.
68:8 Quóniam propter te sustínui oppróbrium: * opéruit confúsio fáciem meam.
68:9 Extráneus factus sum frátribus meis, * et peregrínus fíliis matris meæ.
68:10 Quóniam zelus domus tuæ comédit me: * et oppróbria exprobrántium tibi cecidérunt super me.
68:11 Et opérui in jejúnio ánimam meam: * et factum est in oppróbrium mihi.
68:12 Et pósui vestiméntum meum cilícium: * et factus sum illis in parábolam.
68:13 Advérsum me loquebántur, qui sedébant in porta: * et in me psallébant qui bibébant vinum.
68:13 Ego vero oratiónem meam ad te, Dómine: * tempus benepláciti, Deus.
68:14 In multitúdine misericórdiæ tuæ exáudi me, * in veritáte salútis tuæ:
68:15 Éripe me de luto, ut non infígar: * líbera me ab iis, qui odérunt me, et de profúndis aquárum.
68:16 Non me demérgat tempéstas aquæ, neque absórbeat me profúndum: * neque úrgeat super me púteus os suum.
68:17 Exáudi me, Dómine, quóniam benígna est misericórdia tua: * secúndum multitúdinem miseratiónum tuárum réspice in me.
68:18 Et ne avértas fáciem tuam a púero tuo: * quóniam tríbulor, velóciter exáudi me.
68:19 Inténde ánimæ meæ, et líbera eam: * propter inimícos meos éripe me.
68:20 Tu scis impropérium meum, et confusiónem meam, * et reveréntiam meam.
68:21 In conspéctu tuo sunt omnes qui tríbulant me: * impropérium exspectávit cor meum, et misériam.
68:21 Et sustínui qui simul contristarétur, et non fuit: * et qui consolarétur, et non invéni.
68:22 Et dedérunt in escam meam fel: * et in siti mea potavérunt me acéto.
68:23 Fiat mensa eórum coram ipsis in láqueum, * et in retributiónes, et in scándalum.
68:24 Obscuréntur óculi eórum ne vídeant: * et dorsum eórum semper incúrva.
68:25 Effúnde super eos iram tuam: * et furor iræ tuæ comprehéndat eos.
68:26 Fiat habitátio eórum desérta: * et in tabernáculis eórum non sit qui inhábitet.
68:27 Quóniam quem tu percussísti, persecúti sunt: * et super dolórem vúlnerum meórum addidérunt.
68:28 Appóne iniquitátem super iniquitátem eórum: * et non intrent in justítiam tuam.
68:29 Deleántur de libro vivéntium: * et cum justis non scribántur.
68:30 Ego sum pauper et dolens: * salus tua, Deus, suscépit me.
68:31 Laudábo nomen Dei cum cántico: * et magnificábo eum in laude:
68:32 Et placébit Deo super vítulum novéllum: * córnua producéntem et úngulas.
68:33 Vídeant páuperes et læténtur: * quǽrite Deum, et vivet ánima vestra.
68:34 Quóniam exaudívit páuperes Dóminus: * et vinctos suos non despéxit.
68:35 Laudent illum cæli et terra, * mare et ómnia reptília in eis.
68:36 Quóniam Deus salvam fáciet Sion: * et ædificabúntur civitátes Juda.
68:36 Et inhabitábunt ibi, * et hereditáte acquírent eam.
68:37 Et semen servórum ejus possidébit eam: * et qui díligunt nomen ejus, habitábunt in ea.
V. Glória Patri, et Fílio, * et Spirítui Sancto.
R. Sicut erat in princípio, et nunc, et semper, * et in sǽcula sæculórum. Amen.
Ant. Aleluya.
Salmo 68 [1]
68:2 Sálvame, oh Dios, * porque las aguas han penetrado hasta mi alma.
68:3 Atollado estoy en mi profundísimo cieno, * sin hallar dónde afirmar el pie.
68:3 Llegué a alta mar, * y me sumergió la tempestad.
68:4 Me fatigué en dar voces; se me secó la garganta; * desfallecieron mis ojos aguardando a mi Dios.
68:5 Se han multiplicado, más que los cabellos de mi cabeza, * los que me aborrecen injustamente.
68:5 Se han hecho fuertes mis enemigos, mis injustos perseguidores; * he pagado lo que yo no había robado.
68:6 Tú, ¡oh Dios mío!, sabes mi ignorancia, * y los delitos que yo tenga no se te pueden ocultar.
68:7 No tengan que avergonzarse por mi causa aquellos que en ti confían, * ¡oh Señor, Señor de los ejércitos!
68:7 No queden confundidos por mi causa * los que te buscan, ¡oh Dios de Israel!
68:8 Pues por amor a ti he sufrido los ultrajes, * y se ve cubierto de confusión mi rostro.
68:9 Mis propios hermanos, los hijos de mi misma madre, * me han desconocido y tenido por extraño.
68:10 Porque el celo de tu casa me devoró, * y los baldones de los que te denostaban recayeron sobre mí.
68:11 Afligía mi alma con el ayuno, * y esto se convertía en afrenta.
68:12 Me vestía de cilicio, * y fui objeto de su burla.
68:13 Hablaban contra mí sentados en la puerta; * y mientras bebían vino cantaban coplas contra mí.
68:14 Mas yo, entretanto, Señor, dirigía a ti mi oración. * Este es, decía, ¡oh Dios mío!, tiempo propicio.
68:14 Óyeme benigno según la grandeza de tu misericordia, * conforme a tu promesa fiel de salvarme.
68:15 Sácame del cieno, para que no me hunda más en él; * líbrame de aquellos que me aborrecen y de lo profundo de las aguas.
68:16 No me anegue esta tempestad, ni me trague el abismo del mar, * ni el pozo cierre sobre mí su boca.
68:17 Óyeme, Señor, ya que tan benéfica es tu misericordia; * vuelve hacia mí tus ojos según la grandeza de tu piedad.
68:18 Y no pierdas de vista a tu siervo; * oye presto mis súplicas, porque me veo atribulado.
68:19 Mira por mi alma y líbrala; * rescátame de mis enemigos.
68:20 Estás viendo mi afrenta, mi verguenza y mi deshonra; * a tu vista están los que me acosan.
68:21 Tienes ante tus ojos todos los que me atormentan; * improperios y miserias aguarda siempre mi corazón.
68:21 Esperé que alguno se condoliese de mí, mas nadie lo hizo; * o quien me consolase, y no hallé quién lo hiciese.
68:22 Me presentaron hiel como alimento, * y en medio de mi sed me dieron a beber vinagre.
68:23 En justo pago se les convierta su mesa, * en lazo de perdición y ruina.
68:24 Oscurece sus ojos para que no vean; * y tráelos siempre agobiados.
68:25 Derrama sobre ellos tu ira, * y que los alcance el furor de tu cólera.
68:26 Quede hecha un desierto su morada, * y no haya quién habite en sus tiendas,
68:27 Ya que han perseguido a aquel que Tú habías herido, * y aumentaron más y más el dolor de mis llagas.
68:28 Tú permitirás que añadan pecados a pecados, * y no tengan parte en tu justicia.
68:29 Borrados sean del libro de los vivientes, * y no queden escritos entre los justos.
68:30 Yo soy pobre y lleno de dolores; * mas Tú, oh Dios mío, me has salvado.
68:31 Alabaré con cánticos el nombre de Dios, * y le ensalzaré con acciones de gracias,
68:32 Lo que será más grato a Dios que si le inmolara un ternero * cuando le comienzan a salir las astas y las pezuñas.
68:33 Que vean esto los pobres, y se consuelen. * Buscad, pues, a Dios, y revivirá vuestro espíritu,
68:34 Puesto que el Señor oyó a los pobres, * y no olvidó a los que están por Él en cadenas.
68:35 Que lo alaben los cielos y la tierra, * el mar y cuanto en ellos se mueve.
68:36 Porque Dios salvará a Sion, * y las ciudades de Judá serán reedificadas;
68:36 Y establecerán allí su morada, * y las adquirirán como herencia.
68:37 Y los descendientes de sus siervos las poseerán; * y en ellas tendrán su morada aquellos que aman su santo Nombre.
V. Gloria al Padre, al Hijo, * y al Espíritu Santo.
R. Como era en el principio, ahora y siempre, * por los siglos de los siglos. Amén.

Psalmus 69 [2]
69:2 Deus, in adjutórium meum inténde: * Dómine, ad adjuvándum me festína.
69:3 Confundántur et revereántur, * qui quǽrunt ánimam meam.
69:4 Avertántur retrórsum, et erubéscant, * qui volunt mihi mala.
69:4 Avertántur statim erubescéntes, * qui dicunt mihi: Euge, euge.
69:5 Exsúltent et læténtur in te omnes qui quǽrunt te, * et dicant semper: Magnificétur Dóminus: qui díligunt salutáre tuum.
69:6 Ego vero egénus, et pauper sum: * Deus, ádjuva me.
69:6 Adjútor meus, et liberátor meus es tu: * Dómine, ne moréris.
V. Glória Patri, et Fílio, * et Spirítui Sancto.
R. Sicut erat in princípio, et nunc, et semper, * et in sǽcula sæculórum. Amen.

Salmo 69 [2]
69:2 Dios mío, dígnate a librarme; * Señor, date prisa en socorrerme.
69:3 Sufran una derrota ignominiosa * los que me persiguen a muerte;
69:4 Vuelvan la espalda afrentados * los que traman mi daño;
69:4 Que se retiren avergonzados * los que se ríen de mí.
69:5 Alégrense y gocen contigo todos los que te buscan; * y digan siempre: «Dios es grande», los que desean tu salvación.
69:6 Yo soy pobre y desgraciado: * Dios mío, socórreme,
69:6 Que Tú eres mi auxilio y mi liberación, * ¡Señor, no tardes!
V. Gloria al Padre, al Hijo, * y al Espíritu Santo.
R. Como era en el principio, ahora y siempre, * por los siglos de los siglos. Amén.
Psalmus 70 [3]
70:1 In te, Dómine, sperávi, non confúndar in ætérnum: * in justítia tua líbera me, et éripe me.
70:2 Inclína ad me aurem tuam, * et salva me.
70:3 Esto mihi in Deum protectórem, et in locum munítum: * ut salvum me fácias,
70:3 Quóniam firmaméntum meum, * et refúgium meum es tu.
70:4 Deus meus, éripe me de manu peccatóris, * et de manu contra legem agéntis et iníqui:
70:5 Quóniam tu es patiéntia mea, Dómine: * Dómine, spes mea a juventúte mea.
70:6 In te confirmátus sum ex útero: * de ventre matris meæ tu es protéctor meus.
70:7 In te cantátio mea semper: * tamquam prodígium factus sum multis: et tu adjútor fortis.
70:8 Repleátur os meum laude, ut cantem glóriam tuam: * tota die magnitúdinem tuam.
70:9 Ne proícias me in témpore senectútis: * cum defécerit virtus mea, ne derelínquas me.
70:10 Quia dixérunt inimíci mei mihi: * et qui custodiébant ánimam meam, consílium fecérunt in unum.
70:11 Dicéntes: Deus derelíquit eum, persequímini, et comprehéndite eum: * quia non est qui erípiat.
70:12 Deus, ne elongéris a me: * Deus meus, in auxílium meum réspice.
70:13 Confundántur, et defíciant detrahéntes ánimæ meæ: * operiántur confusióne, et pudóre qui quǽrunt mala mihi.
70:14 Ego autem semper sperábo: * et adíciam super omnem laudem tuam.
70:15 Os meum annuntiábit justítiam tuam: * tota die salutáre tuum.
70:16 Quóniam non cognóvi litteratúram, introíbo in poténtias Dómini: * Dómine, memorábor justítiæ tuæ solíus.
70:17 Deus, docuísti me a juventúte mea: * et usque nunc pronuntiábo mirabília tua.
70:18 Et usque in senéctam et sénium: * Deus, ne derelínquas me,
70:18 Donec annúntiem brácchium tuum * generatióni omni, quæ ventúra est:
70:19 Poténtiam tuam, et justítiam tuam, Deus, usque in altíssima, quæ fecísti magnália: * Deus, quis símilis tibi?
70:20 Quantas ostendísti mihi tribulatiónes multas et malas: et convérsus vivificásti me: * et de abýssis terræ íterum reduxísti me:
70:21 Multiplicásti magnificéntiam tuam: * et convérsus consolátus es me.
70:22 Nam et ego confitébor tibi in vasis psalmi veritátem tuam: * Deus, psallam tibi in cíthara, Sanctus Israël.
70:23 Exsultábunt lábia mea cum cantávero tibi: * et ánima mea, quam redemísti.
70:24 Sed et lingua mea tota die meditábitur justítiam tuam: * cum confúsi et revériti fúerint, qui quærunt mala mihi.
V. Glória Patri, et Fílio, * et Spirítui Sancto.
R. Sicut erat in princípio, et nunc, et semper, * et in sǽcula sæculórum. Amen.
Salmo 70 [3]
70:1 A ti, Señor, me acojo: no quede yo derrotado para siempre; * Tú que eres justo, líbrame y ponme a salvo,
70:2 Inclina a mí tu oído, * y sálvame.
70:3 Sé Tú mi roca de refugio, * el alcázar donde me salve,
70:3 Porque mi peña * y mi alcázar eres Tú.
70:4 Dios mío, líbrame de la mano perversa, * del puño criminal y violento;
70:5 Porque Tú, Dios mío, fuiste mi esperanza y mi confianza, * Señor, desde mi juventud.
70:6 En el vientre materno ya me apoyaba en ti, * en el seno Tú me sostenías,
70:7 Siempre he confiado en ti. * Muchos me miraban como a un milagro, porque Tú eres mi fuerte refugio.
70:8 Llena estaba mi boca de tu alabanza * y de tu gloria, todo el día.
70:9 No me rechaces ahora en la vejez, * me van faltando las fuerzas, no me abandones;
70:10 Porque mis enemigos hablan de mí, * los que acechan mi vida celebran consejo;
70:11 Dicen: «Dios lo ha abandonado; perseguidlo, agarradlo, * que nadie lo defiende».
70:12 Dios mío, no te quedes a distancia; * Dios mío, ven aprisa a socorrerme.
70:13 Que fracasen y se pierdan los que atentan contra mi vida, * queden cubiertos de oprobio y vergüenza los que buscan mi daño.
70:14 Yo, en cambio, seguiré esperando, * redoblaré tus alabanzas;
70:15 Mi boca contará tu auxilio, * y todo el día tu salvación.
70:16 Contaré tus proezas, Señor mío, * narraré tu victoria, tuya entera.
70:17 Dios mío, me instruiste desde mi juventud, * y hasta hoy relato tus maravillas;
70:18 Ahora, en la vejez y las canas, * no me abandones, Dios mío,
70:18 Hasta que describa tu brazo * a la nueva generación,
70:19 Tus proezas y tus victorias excelsas, las hazañas que realizaste: * Dios mío, ¿quién como Tú?
70:20 Me hiciste pasar por peligros, muchos y graves: * de nuevo me darás la vida, me harás subir de lo hondo de la tierra;
70:21 Acrecerás mi dignidad, * de nuevo me consolarás;
70:22 Y yo te daré gracias, Dios mío, con el arpa, por tu lealtad; * tocaré para ti la cítara, Santo de Israel;
70:23 Te aclamarán mis labios, Señor, * mi alma, que Tú redimiste;
70:24 Y mi lengua todo el día recitará tu auxilio, * porque quedaron derrotados y afrentados los que buscaban mi daño.
V. Gloria al Padre, al Hijo, * y al Espíritu Santo.
R. Como era en el principio, ahora y siempre, * por los siglos de los siglos. Amén.

Psalmus 71 [4]
71:2 Deus, judícium tuum regi da: * et justítiam tuam fílio regis:
71:2 Judicáre pópulum tuum in justítia, * et páuperes tuos in judício.
71:3 Suscípiant montes pacem pópulo: * et colles justítiam.
71:4 Judicábit páuperes pópuli, et salvos fáciet fílios páuperum: * et humiliábit calumniatórem.
71:5 Et permanébit cum sole, et ante lunam, * in generatióne et generatiónem.
71:6 Descéndet sicut plúvia in vellus: * et sicut stillicídia stillántia super terram.
71:7 Oriétur in diébus ejus justítia, et abundántia pacis: * donec auferátur luna.
71:8 Et dominábitur a mari usque ad mare: * et a flúmine usque ad términos orbis terrárum.
71:9 Coram illo prócident Æthíopes: * et inimíci ejus terram lingent.
71:10 Reges Tharsis, et ínsulæ múnera ófferent: * reges Árabum et Saba dona addúcent.
71:11 Et adorábunt eum omnes reges terræ: * omnes gentes sérvient ei:
71:12 Quia liberábit páuperem a poténte: * et páuperem, cui non erat adjútor.
71:13 Parcet páuperi et ínopi: * et ánimas páuperum salvas fáciet.
71:14 Ex usúris et iniquitáte rédimet ánimas eórum: * et honorábile nomen eórum coram illo.
71:15 Et vivet, et dábitur ei de auro Arábiæ, et adorábunt de ipso semper: * tota die benedícent ei.
71:16 Et erit firmaméntum in terra in summis móntium, superextollétur super Líbanum fructus ejus: * et florébunt de civitáte sicut fænum terræ.
71:17 Sit nomen ejus benedíctum in sǽcula: * ante solem pérmanet nomen ejus.
71:17 Et benedicéntur in ipso omnes tribus terræ: * omnes gentes magnificábunt eum.
71:18 Benedíctus Dóminus, Deus Israël, * qui facit mirabília solus:
71:19 Et benedíctum nomen majestátis ejus in ætérnum: * et replébitur majestáte ejus omnis terra: fiat, fiat.
V. Glória Patri, et Fílio, * et Spirítui Sancto.
R. Sicut erat in princípio, et nunc, et semper, * et in sǽcula sæculórum. Amen.

Salmo 71 [4]
71:2 Dios mío, confía tu juicio al rey, * tu justicia al hijo de reyes,
71:2 Para que rija a tu pueblo con justicia, * a tus humildes con rectitud.
71:3 Que los montes traigan paz, * y los collados justicia;
71:4 Que él defienda a los humildes del pueblo, socorra a los hijos del pobre * y quebrante al explotador.
71:5 Que dure tanto como el sol, como la luna, * de edad en edad;
71:6 Que baje como lluvia sobre el césped, * como llovizna que empapa la tierra.
71:7 Que en sus días florezca la justicia * y la paz hasta que falte la luna;
71:8 Que domine de mar a mar y en los ríos * hasta los confines de la tierra.
71:9 Que en su presencia se inclinen sus rivales; * que sus enemigos muerdan el polvo;
71:10 Que los reyes de Tarsis y de las islas le paguen tributo. * Que los reyes de Saba y de Arabia le ofrezcan sus dones;
71:11 Que se postren ante Él todos los reyes, * y que todos los pueblos le sirvan.
71:12 Él librará al pobre que clamaba, * al afligido que no tenía protector;
71:13 Él se apiadará del pobre y del indigente, * y salvará la vida de los pobres;
71:14 Él rescatará sus vidas de la violencia, * su sangre será preciosa a sus ojos.
71:15 Que viva y que le traigan el oro de Saba; que recen por Él continuamente * y lo bendigan todo el día.
71:16 Que haya trigo abundante en los campos, y susurre en lo alto de los montes; que den fruto como el Líbano, * y broten las espigas como hierba del campo.
71:17 Que su nombre sea eterno, * y su fama dure como el sol;
71:17 Que Él sea la bendición de todos los pueblos, * y lo proclamen dichoso todas las razas de la tierra.
71:18 Bendito sea el Señor, Dios de Israel, * el único que hace maravillas;
71:19 Bendito siempre su nombre glorioso; * que su gloria llene la tierra. ¡Amén, amén!
V. Gloria al Padre, al Hijo, * y al Espíritu Santo.
R. Como era en el principio, ahora y siempre, * por los siglos de los siglos. Amén.
Psalmus 72 [5]
72:1 Quam bonus Israël Deus, * his, qui recto sunt corde!
72:2 Mei autem pæne moti sunt pedes: * pæne effúsi sunt gressus mei.
72:3 Quia zelávi super iníquos, * pacem peccatórum videns.
72:4 Quia non est respéctus morti eórum: * et firmaméntum in plaga eórum.
72:5 In labóre hóminum non sunt, * et cum homínibus non flagellabúntur:
72:6 Ídeo ténuit eos supérbia, * opérti sunt iniquitáte et impietáte sua.
72:7 Pródiit quasi ex ádipe iníquitas eórum: * transiérunt in afféctum cordis.
72:8 Cogitavérunt, et locúti sunt nequítiam: * iniquitátem in excélso locúti sunt.
72:9 Posuérunt in cælum os suum: * et lingua eórum transívit in terra.
72:10 Ídeo convertétur pópulus meus hic: * et dies pleni inveniéntur in eis.
72:11 Et dixérunt: Quómodo scit Deus, * et si est sciéntia in excélso?
72:12 Ecce, ipsi peccatóres, et abundántes in sǽculo, * obtinuérunt divítias.
72:13 Et dixi: Ergo sine causa justificávi cor meum, * et lavi inter innocéntes manus meas:
72:14 Et fui flagellátus tota die, * et castigátio mea in matutínis.
72:15 Si dicébam: Narrábo sic: * ecce, natiónem filiórum tuórum reprobávi.
72:16 Existimábam ut cognóscerem hoc, * labor est ante me:
72:17 Donec intrem in Sanctuárium Dei: * et intéllegam in novíssimis eórum.
72:18 Verúmtamen propter dolos posuísti eis: * dejecísti eos dum allevaréntur.
72:19 Quómodo facti sunt in desolatiónem, súbito defecérunt: * periérunt propter iniquitátem suam.
72:20 Velut sómnium surgéntium, Dómine, * in civitáte tua imáginem ipsórum ad níhilum rédiges.
72:21 Quia inflammátum est cor meum, et renes mei commutáti sunt: * et ego ad níhilum redáctus sum, et nescívi.
72:23 Ut juméntum factus sum apud te: * et ego semper tecum.
72:24 Tenuísti manum déxteram meam: et in voluntáte tua deduxísti me, * et cum glória suscepísti me.
72:25 Quid enim mihi est in cælo? * et a te quid vólui super terram?
72:26 Defécit caro mea, et cor meum: * Deus cordis mei, et pars mea Deus in ætérnum.
72:27 Quia ecce, qui elóngant se a te, períbunt: * perdidísti omnes, qui fornicántur abs te.
72:28 Mihi autem adhærére Deo bonum est: * pónere in Dómino Deo spem meam:
72:28 Ut annúntiem omnes prædicatiónes tuas, * in portis fíliæ Sion.
V. Glória Patri, et Fílio, * et Spirítui Sancto.
R. Sicut erat in princípio, et nunc, et semper, * et in sǽcula sæculórum. Amen.
Salmo 72 [5]
72:1 ¡Qué bueno es Dios para el justo, * el Señor para los limpios de corazón!
72:2 Pero yo por poco doy un mal paso, * casi resbalaron mis pisadas:
72:3 Porque envidiaba a los perversos, * viendo prosperar a los malvados.
72:4 Para ellos no hay sinsabores, * están sanos y orondos;
72:5 No pasan las fatigas humanas, * ni sufren como los demás.
72:6 Por eso su collar es el orgullo, * y los cubre un vestido de violencia;
72:7 De las carnes les rezuma la maldad, * el corazón les rebosa de malas ideas.
72:8 Insultan y hablan mal, * y desde lo alto amenazan con la opresión.
72:9 Su boca se atreve con el cielo. * Y su lengua recorre la tierra.
72:10 Por eso mi pueblo se vuelve a ellos * y se beben sus palabras.
72:11 Ellos dicen: «¿Es que Dios lo va a saber, * se va a enterar el Altísimo?»
72:12 Así son los malvados: siempre seguros, * acumulan riquezas.
72:13 Entonces, ¿para qué he limpiado yo mi corazón * y he lavado en la inocencia mis manos?
72:14 ¿Para qué aguanto yo todo el día * y me corrijo cada mañana?
72:15 Si yo dijera: «Voy a hablar como ellos», * renegaría de la estirpe de tus hijos.
72:16 Meditaba yo para entenderlo, * porque me resultaba muy difícil;
72:17 Hasta que entré en el misterio de Dios, * y comprendí el destino de ellos.
72:18 Es verdad: los pones en el resbaladero, * los precipitas en la ruina;
72:19 En un momento causan horror, * y acaban consumidos de espanto.
72:20 Como un sueño al despertar, Señor, * al despertarte desprecias sus sombras.
72:21 Cuando mi corazón se agriaba y me punzaba mi interior, * yo era un necio y un ignorante,
72:23 Yo era un animal ante ti. * Pero yo siempre estaré contigo,
72:24 Tú agarrarás mi mano derecha, me guías según tus planes, * y me llevas a un destino glorioso.
72:25 ¿No te tengo a ti en el cielo? * Y contigo, ¿qué me importa la tierra?
72:26 Se consumen mi corazón y mi carne por Dios, * mi lote perpetuo.
72:27 Sí: los que se alejan de ti se pierden; * Tú destruyes a los que te son infieles.
72:28 Para mí lo bueno es estar junto a Dios, * hacer del Señor mi refugio,
72:28 Y contar todas tus acciones * en las puertas de Sión.
V. Gloria al Padre, al Hijo, * y al Espíritu Santo.
R. Como era en el principio, ahora y siempre, * por los siglos de los siglos. Amén.

Psalmus 73 [6]
73:1 Ut quid, Deus, repulísti in finem: * irátus est furor tuus super oves páscuæ tuæ?
73:2 Memor esto congregatiónis tuæ, * quam possedísti ab inítio.
73:2 Redemísti virgam hereditátis tuæ: * mons Sion, in quo habitásti in eo.
73:3 Leva manus tuas in supérbias eórum in finem: * quanta malignátus est inimícus in sancto!
73:4 Et gloriáti sunt qui odérunt te: * in médio solemnitátis tuæ.
73:5 Posuérunt signa sua, signa: * et non cognovérunt sicut in éxitu super summum.
73:6 Quasi in silva lignórum secúribus excidérunt jánuas ejus in idípsum: * in secúri et áscia dejecérunt eam.
73:7 Incendérunt igni Sanctuárium tuum: * in terra polluérunt tabernáculum nóminis tui.
73:8 Dixérunt in corde suo cognátio eórum simul: * Quiéscere faciámus omnes dies festos Dei a terra.
73:9 Signa nostra non vídimus, jam non est prophéta: * et nos non cognóscet ámplius.
73:10 Úsquequo, Deus, improperábit inimícus: * irrítat adversárius nomen tuum in finem?
73:11 Ut quid avértis manum tuam, et déxteram tuam, * de médio sinu tuo in finem?
73:12 Deus autem Rex noster ante sǽcula: * operátus est salútem in médio terræ.
73:13 Tu confirmásti in virtúte tua mare: * contribulásti cápita dracónum in aquis.
73:14 Tu confregísti cápita dracónis: * dedísti eum escam pópulis Æthíopum.
73:15 Tu dirupísti fontes, et torréntes: * tu siccásti flúvios Ethan.
73:16 Tuus est dies, et tua est nox: * tu fabricátus es auróram et solem.
73:17 Tu fecísti omnes términos terræ: * æstátem et ver tu plasmásti ea.
73:18 Memor esto hujus, inimícus improperávit Dómino: * et pópulus insípiens incitávit nomen tuum.
73:19 Ne tradas béstiis ánimas confiténtes tibi, * et ánimas páuperum tuórum ne obliviscáris in finem.
73:20 Réspice in testaméntum tuum: * quia repléti sunt, qui obscuráti sunt terræ dómibus iniquitátum.
73:21 Ne avertátur húmilis factus confúsus: * pauper et inops laudábunt nomen tuum.
73:22 Exsúrge, Deus, júdica causam tuam: * memor esto improperiórum tuórum, eórum quæ ab insipiénte sunt tota die.
73:23 Ne obliviscáris voces inimicórum tuórum: * supérbia eórum, qui te odérunt, ascéndit semper.
V. Glória Patri, et Fílio, * et Spirítui Sancto.
R. Sicut erat in princípio, et nunc, et semper, * et in sǽcula sæculórum. Amen.

Salmo 73 [6]
73:1 ¿Por qué, oh Dios, nos tienes siempre abandonados, * y está ardiendo tu cólera contra las ovejas de tu rebaño?
73:2 Acuérdate de la comunidad * que adquiriste desde antiguo,
73:2 De la tribu que rescataste para posesión tuya, * del monte Sión donde pusiste tu morada.
73:3 Dirige tus pasos a estas ruinas sin remedio; * el enemigo ha arrasado del todo el santuario.
73:4 Rugían los agresores * en medio de tu asamblea,
73:5 Levantaron sus propios estandartes. * En la entrada superior abatieron a hachazos el entramado;
73:6 Después, con martillos y mazas, * destrozaron todas las esculturas.
73:7 Prendieron fuego a tu santuario, * derribaron y profanaron la morada de tu nombre.
73:8 Pensaban: «acabaremos con ellos», * e incendiaron todos los templos del país.
73:9 Ya no vemos nuestros signos, ni hay profeta: * nadie entre nosotros sabe hasta cuándo.
73:10 ¿Hasta cuándo, oh Dios, nos va a afrentar el enemigo? * ¿No cesará de despreciar tu nombre el adversario?
73:11 ¿Por qué retraes tu mano izquierda y * tienes tu derecha escondida en el pecho?
73:12 Pero Tú, Dios mío, eres rey desde siempre, * Tú ganaste la victoria en medio de la tierra.
73:13 Tú hendiste con fuerza el mar, * rompiste la cabeza del dragón marino;
73:14 Tú aplastaste la cabeza del Leviatán, * se la echaste en pasto a las bestias del mar;
73:15 Tú alumbraste manantiales y torrentes, * Tú secaste ríos inagotables.
73:16 Tuyo es el día, tuya la noche, * Tú colocaste la luna y el sol;
73:17 Tú plantaste los linderos del orbe, * Tú formaste el verano y el invierno.
73:18 Tenlo en cuenta, Señor, que el enemigo te ultraja, * que un pueblo insensato desprecia tu nombre;
73:19 No entregues a los buitres la vida de tu tórtola, * ni olvides sin remedio la vida de tus pobres.
73:20 Piensa en tu alianza: * que los rincones del país están llenos de violencias.
73:21 Que el humilde no se marche defraudado, * que pobres y afligidos alaben tu nombre.
73:22 Levántate, oh Dios, defiende tu causa: * recuerda los ultrajes continuos del insensato;
73:23 No olvides las voces de tus enemigos, * el tumulto creciente de los rebeldes contra ti.
V. Gloria al Padre, al Hijo, * y al Espíritu Santo.
R. Como era en el principio, ahora y siempre, * por los siglos de los siglos. Amén.
Psalmus 74 [7]
74:2 Confitébimur tibi, Deus: * confitébimur, et invocábimus nomen tuum.
74:3 Narrábimus mirabília tua: * cum accépero tempus, ego justítias judicábo.
74:4 Liquefácta est terra, et omnes qui hábitant in ea: * ego confirmávi colúmnas ejus.
74:5 Dixi iníquis: Nolíte iníque ágere: * et delinquéntibus: Nolíte exaltáre cornu:
74:6 Nolíte extóllere in altum cornu vestrum: * nolíte loqui advérsus Deum iniquitátem.
74:7 Quia neque ab Oriénte, neque ab Occidénte, neque a desértis móntibus: * quóniam Deus judex est.
74:8 Hunc humíliat, et hunc exáltat: * quia calix in manu Dómini vini meri plenus misto.
74:9 Et inclinávit ex hoc in hoc: verúmtamen fæx ejus non est exinaníta: * bibent omnes peccatóres terræ.
74:10 Ego autem annuntiábo in sǽculum: * cantábo Deo Jacob.
74:11 Et ómnia córnua peccatórum confríngam: * et exaltabúntur córnua justi.
V. Glória Patri, et Fílio, * et Spirítui Sancto.
R. Sicut erat in princípio, et nunc, et semper, * et in sǽcula sæculórum. Amen.
Salmo 74 [7]
74:2 Te damos gracias, oh Dios, te damos gracias, * invocando tu nombre,
74:3 Contando tus maravillas. * «Cuando elija la ocasión, yo juzgaré rectamente.
74:4 Aunque tiemble la tierra con sus habitantes, * yo he afianzado sus columnas».
74:5 Digo a los jactanciosos: no jactaros; * a los malvados: no alcéis la testuz,
74:6 No alcéis la testuz contra el cielo, * no digáis insolencias contra la Roca.
74:7 Ni del oriente ni del occidente, ni del desierto ni de los montes, * sólo Dios gobierna:
74:8 A uno humilla, a otro ensalza. * El Señor tiene una copa en la mano, un vaso lleno de vino drogado:
74:9 Lo da a beber hasta las heces * a todos los malvados de la tierra.
74:10 Pero yo siempre proclamaré su grandeza, * y tañeré para el Dios de Jacob:
74:11 Derribaré el poder de los malvados, * y se alzará el poder del justo.
V. Gloria al Padre, al Hijo, * y al Espíritu Santo.
R. Como era en el principio, ahora y siempre, * por los siglos de los siglos. Amén.

Psalmus 75 [8]
75:2 Notus in Judǽa Deus: * in Israël magnum nomen ejus.
75:3 Et factus est in pace locus ejus: * et habitátio ejus in Sion.
75:4 Ibi confrégit poténtias árcuum, * scutum, gládium, et bellum.
75:5 Illúminans tu mirabíliter a móntibus ætérnis: * turbáti sunt omnes insipiéntes corde.
75:6 Dormiérunt somnum suum: * et nihil invenérunt omnes viri divitiárum in mánibus suis.
75:7 Ab increpatióne tua, Deus Jacob, * dormitavérunt qui ascendérunt equos.
75:8 Tu terríbilis es, et quis resístet tibi? * ex tunc ira tua.
75:9 De cælo audítum fecísti judícium: * terra trémuit et quiévit,
75:10 Cum exsúrgeret in judícium Deus, * ut salvos fáceret omnes mansuétos terræ.
75:11 Quóniam cogitátio hóminis confitébitur tibi: * et relíquiæ cogitatiónis diem festum agent tibi.
75:12 Vovéte, et réddite Dómino, Deo vestro: * omnes, qui in circúitu ejus affértis múnera.
75:13 Terríbili et ei qui aufert spíritum príncipum, * terríbili apud reges terræ.
V. Glória Patri, et Fílio, * et Spirítui Sancto.
R. Sicut erat in princípio, et nunc, et semper, * et in sǽcula sæculórum. Amen.

Salmo 75 [8]
75:2 Dios se manifiesta en Judá, * su fama es grande en Israel;
75:3 Su tabernáculo está en Jerusalén, * su morada en Sión:
75:4 Allí quebró los relámpagos del arco, * el escudo, la espada y la guerra.
75:5 Tú eres deslumbrante, magnífico, * con montones de botín conquistados.
75:6 Los valientes duermen su sueño, * y a los guerreros no les responden sus brazos.
75:7 Con un bramido, oh Dios de Jacob, * inmovilizaste carros y caballos.
75:8 Tú eres terrible: * ¿quién resiste frente a ti al ímpetu de tu ira?
75:9 Desde el cielo proclamas la sentencia: * la tierra teme sobrecogida,
75:10 Cuando Dios se pone en pie para juzgar, * para salvar a los humildes de la tierra.
75:11 La cólera humana tendrá que alabarte, * los que sobrevivan al castigo te rodearán.
75:12 Haced votos al Señor y cumplidlos, * y traigan los vasallos tributo al Temible:
75:13 Él deja sin aliento a los príncipes, * y es temible para los reyes del orbe.
V. Gloria al Padre, al Hijo, * y al Espíritu Santo.
R. Como era en el principio, ahora y siempre, * por los siglos de los siglos. Amén.
Psalmus 76 [9]
76:2 Voce mea ad Dóminum clamávi: * voce mea ad Deum, et inténdit mihi.
76:3 In die tribulatiónis meæ Deum exquisívi, mánibus meis nocte contra eum: * et non sum decéptus.
76:4 Rénuit consolári ánima mea, * memor fui Dei, et delectátus sum, et exercitátus sum: et defécit spíritus meus.
76:5 Anticipavérunt vigílias óculi mei: * turbátus sum, et non sum locútus.
76:6 Cogitávi dies antíquos: * et annos ætérnos in mente hábui.
76:7 Et meditátus sum nocte cum corde meo, * et exercitábar, et scopébam spíritum meum.
76:8 Numquid in ætérnum proíciet Deus: * aut non appónet ut complacítior sit adhuc?
76:9 Aut in finem misericórdiam suam abscíndet, * a generatióne in generatiónem?
76:10 Aut obliviscétur miseréri Deus? * aut continébit in ira sua misericórdias suas?
76:11 Et dixi: Nunc cœpi: * hæc mutátio déxteræ Excélsi.
76:12 Memor fui óperum Dómini: * quia memor ero ab inítio mirabílium tuórum.
76:13 Et meditábor in ómnibus opéribus tuis: * et in adinventiónibus tuis exercébor.
76:14 Deus, in sancto via tua: quis Deus magnus sicut Deus noster? * tu es Deus qui facis mirabília.
76:15 Notam fecísti in pópulis virtútem tuam: * redemísti in brácchio tuo pópulum tuum, fílios Jacob et Joseph.
76:17 Vidérunt te aquæ, Deus, vidérunt te aquæ: * et timuérunt, et turbátæ sunt abýssi.
76:18 Multitúdo sónitus aquárum: * vocem dedérunt nubes.
76:18 Étenim sagíttæ tuæ tránseunt: * vox tonítrui tui in rota.
76:19 Illuxérunt coruscatiónes tuæ orbi terræ: * commóta est, et contrémuit terra.
76:20 In mari via tua, et sémitæ tuæ in aquis multis: * et vestígia tua non cognoscéntur.
76:21 Deduxísti sicut oves pópulum tuum, * in manu Móysi et Aaron.
V. Glória Patri, et Fílio, * et Spirítui Sancto.
R. Sicut erat in princípio, et nunc, et semper, * et in sǽcula sæculórum. Amen.
Salmo 76 [9]
76:2 Alzo mi voz a Dios gritando, * alzo mi voz a Dios para que me oiga.
76:3 En mi angustia te busco, Señor mío; * de noche extiendo las manos sin descanso,
76:4 Y mi alma rehúsa el consuelo. * Cuando me acuerdo de Dios, gimo, y meditando me siento desfallecer.
76:5 Sujetas los párpados de mis ojos, * y la agitación no me deja hablar.
76:6 Repaso los días antiguos, * recuerdo los años remotos;
76:7 De noche lo pienso en mis adentros, * y meditándolo me pregunto:
76:8 «¿Es que el Señor nos rechaza para siempre * y ya no volverá a favorecernos?
76:9 ¿Se ha agotado ya su misericordia, * se ha terminado para siempre su promesa?
76:10 ¿Es que Dios se ha olvidado de su bondad, * o la cólera cierra sus entrañas?»
76:11 Y me digo: «¡Qué pena la mía! * ¡Se ha cambiado la diestra del Altísimo!»
76:12 Recuerdo las proezas del Señor; * sí, recuerdo tus antiguos portentos,
76:13 Medito todas tus obras * y considero tus hazañas.
76:14 Dios mío, tus caminos son santos: ¿qué dios es grande como nuestro Dios? * Tú, oh Dios, haciendo maravillas,
76:15 Mostraste tu poder a los pueblos; * con tu brazo rescataste a tu pueblo, a los hijos de Jacob y de José.
76:17 Te vio el mar, oh Dios, te vio el mar * y tembló, las olas se estremecieron.
76:18 Las nubes descargaban sus aguas, * retumbaban los nubarrones,
76:18 Tus saetas zigzagueaban. * Rodaba el estruendo de tu trueno,
76:19 Los relámpagos deslumbraban el orbe, * la tierra retembló estremecida.
76:20 Tú te abriste camino por las aguas, un vado por las aguas caudalosas, * y no quedaba rastro de tus huellas:
76:21 Mientras guiabas a tu pueblo, como a un rebaño, * por la mano de Moisés y de Aarón.
V. Gloria al Padre, al Hijo, * y al Espíritu Santo.
R. Como era en el principio, ahora y siempre, * por los siglos de los siglos. Amén.

Psalmus 77 [10]
77:1 Atténdite, pópule meus, legem meam: * inclináte aurem vestram in verba oris mei.
77:2 Apériam in parábolis os meum: * loquar propositiónes ab inítio.
77:3 Quanta audívimus et cognóvimus ea: * et patres nostri narravérunt nobis.
77:4 Non sunt occultáta a fíliis eórum: * in generatióne áltera.
77:4 Narrántes laudes Dómini, et virtútes ejus: * et mirabília ejus, quæ fecit.
77:5 Et suscitávit testimónium in Jacob: * et legem pósuit in Israël.
77:5 Quanta mandávit pátribus nostris nota fácere ea fíliis suis: * ut cognóscat generátio áltera.
77:6 Fílii qui nascéntur, et exsúrgent, * et narrábunt fíliis suis.
77:7 Ut ponant in Deo spem suam, et non obliviscántur óperum Dei: * et mandáta ejus exquírant.
77:8 Ne fiant sicut patres eórum: * generátio prava et exásperans.
77:8 Generátio, quæ non diréxit cor suum: * et non est créditus cum Deo spíritus ejus.
77:9 Fílii Ephrem intendéntes et mitténtes arcum: * convérsi sunt in die belli.
77:10 Non custodiérunt testaméntum Dei: * et in lege ejus noluérunt ambuláre.
77:11 Et oblíti sunt benefactórum ejus: * et mirabílium ejus quæ osténdit eis.
77:12 Coram pátribus eórum fecit mirabília in terra Ægýpti: * in campo Táneos.
77:13 Interrúpit mare, et perdúxit eos: * et státuit aquas quasi in utre.
77:14 Et dedúxit eos in nube diéi: * et tota nocte in illuminatióne ignis.
77:15 Interrúpit petram in erémo: * et adaquávit eos velut in abýsso multa.
77:16 Et edúxit aquam de petra: * et dedúxit tamquam flúmina aquas.
77:17 Et apposuérunt adhuc peccáre ei: * in iram excitavérunt Excélsum in inaquóso.
77:18 Et tentavérunt Deum in córdibus suis, * ut péterent escas animábus suis.
77:19 Et male locúti sunt de Deo: * dixérunt: Numquid póterit Deus paráre mensam in desérto?
77:20 Quóniam percússit petram, et fluxérunt aquæ: * et torréntes inundavérunt.
77:20 Numquid et panem póterit dare, * aut paráre mensam pópulo suo?
77:21 Ídeo audívit Dóminus, et dístulit: * et ignis accénsus est in Jacob, et ira ascéndit in Israël.
77:22 Quia non credidérunt in Deo: * nec speravérunt in salutári ejus:
77:23 Et mandávit núbibus désuper: * et jánuas cæli apéruit.
77:24 Et pluit illis manna ad manducándum: * et panem cæli dedit eis.
77:25 Panem Angelórum manducávit homo, * cibária misit eis in abundántia.
77:26 Tránstulit Austrum de cælo: * et indúxit in virtúte sua Áfricum.
77:27 Et pluit super eos sicut púlverem carnes: * et sicut arénam maris volatília pennáta.
77:28 Et cecidérunt in médio castrórum eórum: * circa tabernácula eórum.
77:29 Et manducavérunt, et saturáti sunt nimis, et desidérium eórum áttulit eis: * non sunt fraudáti a desidério suo.
77:30 Adhuc escæ eórum erant in ore ipsórum: * et ira Dei ascéndit super eos.
77:31 Et occídit pingues eórum, * et eléctos Israël impedívit.
77:32 In ómnibus his peccavérunt adhuc: * et non credidérunt in mirabílibus ejus.
77:33 Et defecérunt in vanitáte dies eórum: * et anni eórum cum festinatióne.
77:34 Cum occíderet eos, quærébant eum: * et revertebántur, et dilúculo veniébant ad eum.
77:35 Et rememoráti sunt quia Deus adjútor est eórum: * et Deus excélsus redémptor eórum est.
77:36 Et dilexérunt eum in ore suo, * et lingua sua mentíti sunt ei.
77:37 Cor autem eórum non erat rectum cum eo: * nec fidéles hábiti sunt in testaménto ejus.
77:38 Ipse autem est miséricors, et propítius fiet peccátis eórum: * et non dispérdet eos.
77:38 Et abundávit ut avérteret iram suam: * et non accéndit omnem iram suam:
77:39 Et recordátus est quia caro sunt: * spíritus vadens et non rédiens.
77:40 Quóties exacerbavérunt eum in desérto, * in iram concitavérunt eum in inaquóso?
77:41 Et convérsi sunt, et tentavérunt Deum: * et Sanctum Israël exacerbavérunt.
77:42 Non sunt recordáti manus ejus, * die qua redémit eos de manu tribulántis.
77:43 Sicut pósuit in Ægýpto signa sua, * et prodígia sua in campo Táneos.
77:44 Et convértit in sánguinem flúmina eórum: * et imbres eórum, ne bíberent.
77:45 Misit in eos cœnomyíam, et comédit eos: * et ranam, et dispérdidit eos.
77:46 Et dedit ærúgini fructus eórum: * et labóres eórum locústæ.
77:47 Et occídit in grándine víneas eórum: * et moros eórum in pruína.
77:48 Et trádidit grándini juménta eórum: * et possessiónem eórum igni.
77:49 Misit in eos iram indignatiónis suæ: * indignatiónem, et iram, et tribulatiónem: immissiónes per ángelos malos.
77:50 Viam fecit sémitæ iræ suæ, non pepércit a morte animábus eórum: * et juménta eórum in morte conclúsit.
77:51 Et percússit omne primogénitum in terra Ægýpti: * primítias omnis labóris eórum in tabernáculis Cham.
77:52 Et ábstulit sicut oves pópulum suum: * et perdúxit eos tamquam gregem in desérto.
77:53 Et dedúxit eos in spe, et non timuérunt: * et inimícos eórum opéruit mare.
77:54 Et indúxit eos in montem sanctificatiónis suæ: * montem, quem acquisívit déxtera ejus.
77:54 Et ejécit a fácie eórum gentes: * et sorte divísit eis terram in funículo distributiónis.
77:55 Et habitáre fecit in tabernáculis eórum: * tribus Israël.
77:56 Et tentavérunt, et exacerbavérunt Deum excélsum: * et testimónia ejus non custodiérunt.
77:57 Et avertérunt se, et non servavérunt pactum: * quemádmodum patres eórum convérsi sunt in arcum pravum.
77:58 In iram concitavérunt eum in cóllibus suis: * et in sculptílibus suis ad æmulatiónem eum provocavérunt.
77:59 Audívit Deus, et sprevit: * et ad níhilum redégit valde Israël.
77:60 Et répulit tabernáculum Silo: * tabernáculum suum, ubi habitávit in homínibus.
77:61 Et trádidit in captivitátem virtútem eórum: * et pulchritúdinem eórum in manus inimíci.
77:62 Et conclúsit in gládio pópulum suum: * et hereditátem suam sprevit.
77:63 Júvenes eórum comédit ignis: * et vírgines eórum non sunt lamentátæ.
77:64 Sacerdótes eórum in gládio cecidérunt: * et víduæ eórum non plorabántur.
77:65 Et excitátus est tamquam dórmiens Dóminus: * tamquam potens crapulátus a vino.
77:66 Et percússit inimícos suos in posterióra: * oppróbrium sempitérnum dedit illis.
77:67 Et répulit tabernáculum Joseph: * et tribum Éphraim non elégit.
77:68 Sed elégit tribum Juda, * montem Sion quem diléxit.
77:69 Et ædificávit sicut unicórnium sanctifícium suum in terra, * quam fundávit in sǽcula.
77:70 Et elégit David, servum suum, et sústulit eum de grégibus óvium: * de post fœtántes accépit eum,
77:71 Páscere Jacob, servum suum, * et Israël, hereditátem suam:
77:72 Et pavit eos in innocéntia cordis sui: * et in intelléctibus mánuum suárum dedúxit eos.
V. Glória Patri, et Fílio, * et Spirítui Sancto.
R. Sicut erat in princípio, et nunc, et semper, * et in sǽcula sæculórum. Amen.

Salmo 77 [10]
77:1 Escucha, pueblo mío, mi ley * y ten atentos tus oídos para percibir las palabras de mi boca.
77:2 La abriré profiriendo parábolas; * diré cosas recónditas desde el principio del mundo,
77:3 Las cuales las hemos oído y entendido, * y nos las contaron ya nuestros padres.
77:4 No las ocultaremos a sus hijos; * lo contaremos a la futura generación;
77:4 Publicaron las glorias del Señor, y los prodigios * y maravillas que había hecho.
77:5 Él estableció alianza con Jacob * y dio la ley a Israel.
77:5 Todo lo cual mandó a nuestros padres que lo hiciesen conocer a sus hijos, * para que lo sepan las generaciones venideras.
77:6 Los hijos que nacerán y crecerán, * lo contarán a sus hijos.
77:7 A fin de que pongan en Dios su esperanza, * y no se olviden de las obras de Dios y guarden con esmero sus mandamientos;
77:8 Para que no sean como sus padres, * generación perversa y rebelde,
77:8 Generación que nunca tuvo recto su corazón, * ni su espíritu fiel a Dios.
77:9 Los hijos de Efraín, diestros en tender y disparar el arco, * volvieron las espaldas el día del combate.
77:10 Habían faltado al pacto con Dios, * y no habían querido seguir su ley.
77:11 Se olvidaron de sus beneficios, * y de las maravillas que obró a la vista de ellos.
77:12 Delante de sus padres hizo portentos en la tierra de Egipto, * y en las llanuras de Tanis.
77:13 Rompió el mar por medio, y los hizo pasar, * y contuvo las olas como muros.
77:14 Y los fue guiando de día por medio de una nube, * y toda la noche con resplandor de fuego.
77:15 En el desierto hendió una peña, * les dio para beber como un caudaloso río,
77:16 Pues hizo brotar de una roca caudales de agua, * que corrieron a manera de ríos.
77:17 Ellos volvieron, sin embargo, a pecar contra Él. * En aquel árido desierto provocaron la ira del Altísimo;
77:19 Y hablaron mal de Dios, y dijeron: * ¿Por ventura podrá Dios preparar una mesa en el desierto?
77:20 Porque Él dio un golpe en la peña y salieron aguas, * y se formaron torrentes caudalosos,
77:20 ¿Podrá también dar pan * y poner una mesa a su pueblo?
77:21 Lo oyó el Señor, y se irritó, * se encendió el fuego de su cólera contra Jacob, y subió al punto su indignación contra Israel,
77:22 Porque no creyeron a Dios * ni esperaron de Él la salud.
77:23 Siendo así que dio orden a las nubes que tenían encima, * y abrió las puertas del cielo,
77:24 Y les llovió el maná para comer, * dándoles pan del cielo.
77:25 Pan de ángeles comió el hombre. * Les envió víveres en abundancia.
77:26 Retiró del cielo el viento meridional, * y substituyó con su poder el ábrego.
77:27 E hizo llover sobre ellos carnes en tanta abundancia como polvo, * y aves volátiles como arenas del mar;
77:28 Aves que cayeron en medio de sus campamentos, * alrededor de sus tiendas,
77:29 Con lo que comieron y quedaron ahítos, * y satisfacieron su deseo, y quedó cumplido su antojo.
77:30 Aún estaban con el bocado en la boca, * cuando la ira de Dios descargó sobre ellos;
77:31 Y mató a los más robustos del pueblo, * acabando con lo más florido de Israel.
77:32 A pesar de todo esto pecaron nuevamente, * y no dieron crédito a sus milagros.
77:33 Y así sus días se desvanecieron como humo, * y se acabaron muy presto los años de su vida.
77:34 Cuando el Señor hacía en ellos mortandad, entonces recurrían a Él, * y volvían en sí, y acudían solícitos a buscarle.
77:35 Y se acordaban que Dios es su amparo, * y que el Dios Altísimo es su redentor.
77:36 Pero le amaron de boca, * y le mintieron con su lengua;
77:37 Pues su corazón no fue sincero para con Él, * ni fueron fieles a su alianza.
77:38 El Señor es misericordioso, les perdonaba sus pecados, * y no acababa del todo con ellos.
77:38 Contuvo muchísimas veces su indignación, / y no dio lugar a todo su enojo,
77:39 Acordándose de que son de carne, * un aliento fugaz que pasa y no torna.
77:40 ¡Oh, cuántas veces lo irritaron en el desierto! * ¡Cuántas lo provocaron a ira en aquel erial!
77:41 Y volvían de nuevo a tentar a Dios, * y a exasperar al Santo de Israel.
77:42 No se acordaron de lo que hizo * el día aquel en que los rescató de las manos del tirano.
77:43 Cuando ostentó sus prodigios en Egipto, * y sus portentos en los campos de Tanis;
77:44 Cuando convirtió en sangre los ríos * y demás aguas para que los egipcios no pudieran beber;
77:45 Envió contra éstos todo género de moscas que los consumiesen, * y ranas que los hostigasen;
77:46 Entregó sus frutos al pulgón, * y sus sudores a la langosta;
77:47 Les destruyó las viñas con granizo, * y los árboles con heladas;
77:48 Y exterminó con el pedrisco sus ganados, * y abrasó con rayos todas sus posesiones;
77:49 Descargó sobre ellos la cólera de su enojo, * la indignación, la ira y la tribulación, que les envió por medio de ángeles malos;
77:50 Dio curso libre a su ira, no perdonó sus vidas: * incluso a sus animales envolvió en la misma mortandad;
77:51 Hirió de muerte a todos los primogénitos del país de Egipto, * las primicias de todos sus trabajos, en las tiendas de los descendientes de Cam.
77:52 Entonces sacó a los de su pueblo como ovejas, * y los guio como una grey por el desierto.
77:53 Y los condujo llenos de confianza, quitándoles todo temor; * mientras que a sus enemigos los sepultó en el mar.
77:54 Y los introdujo después en el monte de su santificación, * monte que adquirió con el poder de su diestra.
77:54 Al entrar ellos arrojó de allí las naciones; * y les repartió por suerte la tierra, distribuyéndosela con cuerda de medir.
77:55 Y colocó las tribus de Israel * en las tiendas de aquellas gentes.
77:56 Mas ellos se rebelaron; y tentaron de nuevo y exasperaron al Dios Altísimo, * y no guardaron sus mandamientos.
77:57 Antes bien, le volvieron la espalda, y se rebelaron; * semejantes a sus padres, falsearon como un arco torcido.
77:58 Lo incitaron a ira en sus collados, * y con el culto de los ídolos lo provocaron a celos.
77:59 Lo oyó Dios, y se indignó; * y rechazó totalmente a Israel.
77:60 Y abandonó el Tabernáculo de Silo, * aquel Tabernáculo donde había tenido su morada entre los hombres.
77:61 Y abandonó a sus valientes al cautiverio; * toda su gloria la puso en poder de los enemigos.
77:62 Y no haciendo ya caso de un pueblo que era su heredad, * le entregó al filo de la espada.
77:63 El fuego devoró sus jóvenes; * y sus vírgenes no fueron lloradas.
77:64 Perecieron a cuchillo sus sacerdotes, * y nadie lloraba a sus viudas.
77:65 Entonces despertó el Señor, como de un sueño, * como un valiente soldado vencido por el vino.
77:66 E hirió el Señor a sus enemigos en la espalda; * los cubrió de oprobio sempiterno.
77:67 Y desechó el Tabernáculo de José, * y no eligió morar ya en la tribu de Efraín.
77:68 Sino que eligió la tribu de Judá, * el monte Sion, su preferido.
77:69 Aquí, en esta tierra que había asegurado por todos los siglos, * edificó su santuario único y fuerte como asta de unicornio.
77:70 Y escogió a su siervo David, sacándole de entre los rebaños de ovejas * cuando las apacentaba con sus crías,
77:71 Para que pastorease a los hijos de Jacob, su siervo, * a Israel, herencia suya;
77:72 Y los apacentó con la inocencia de su corazón, * y los gobernó con la sabiduría y prudencia de sus acciones.
V. Gloria al Padre, al Hijo, * y al Espíritu Santo.
R. Como era en el principio, ahora y siempre, * por los siglos de los siglos. Amén.
Psalmus 78 [11]
78:1 Deus, venérunt gentes in hereditátem tuam, polluérunt templum sanctum tuum: * posuérunt Jerúsalem in pomórum custódiam.
78:2 Posuérunt morticína servórum tuórum, escas volatílibus cæli: * carnes sanctórum tuórum béstiis terræ.
78:3 Effudérunt sánguinem eórum tamquam aquam in circúitu Jerúsalem: * et non erat qui sepelíret.
78:4 Facti sumus oppróbrium vicínis nostris: * subsannátio et illúsio his, qui in circúitu nostro sunt.
78:5 Úsquequo, Dómine, irascéris in finem: * accendétur velut ignis zelus tuus?
78:6 Effúnde iram tuam in gentes, quæ te non novérunt: * et in regna quæ nomen tuum non invocavérunt:
78:7 Quia comedérunt Jacob: * et locum ejus desolavérunt.
78:8 Ne memíneris iniquitátum nostrárum antiquárum, cito antícipent nos misericórdiæ tuæ: * quia páuperes facti sumus nimis.
78:9 Ádjuva nos, Deus, salutáris noster: et propter glóriam nóminis tui, Dómine, líbera nos: * et propítius esto peccátis nostris, propter nomen tuum:
78:10 Ne forte dicant in géntibus: Ubi est Deus eórum? * et innotéscat in natiónibus coram óculis nostris.
78:10 Últio sánguinis servórum tuórum, qui effúsus est: * intróeat in conspéctu tuo gémitus compeditórum.
78:11 Secúndum magnitúdinem brácchii tui, * pósside fílios mortificatórum.
78:12 Et redde vicínis nostris séptuplum in sinu eórum: * impropérium ipsórum, quod exprobravérunt tibi, Dómine.
78:13 Nos autem pópulus tuus, et oves páscuæ tuæ, * confitébimur tibi in sǽculum.
78:13 In generatiónem et generatiónem * annuntiábimus laudem tuam.
V. Glória Patri, et Fílio, * et Spirítui Sancto.
R. Sicut erat in princípio, et nunc, et semper, * et in sǽcula sæculórum. Amen.
Salmo 78 [11]
78:1 Oh Dios, los gentiles han entrado en tu heredad; han profanado tu santo templo; * han reducido Jerusalén a ruinas.
78:2 Los cadáveres de tus siervos los han arrojado para pasto de las aves del cielo, * han dado las carnes de tus santos a las bestias de la tierra.
78:3 Como agua han derramado su sangre alrededor de Jerusalén, * sin que hubiese quién los sepultase.
78:4 Somos el objeto de oprobio para con nuestros vecinos, * el escarnio y la mofa de los que nos rodean.
78:5 ¿Hasta cuándo, Señor, durará tu implacable enojo? * ¿Hasta cuándo arderá como fuego tu celo?
78:6 Descarga tu ira sobre las naciones que no te conocen, * y sobre los reinos que no adoran tu Nombre;
78:7 Pues han asolado a Jacob * y devastado su morada.
78:8 No te acuerdes de nuestras antiguas maldades; que se anticipe a favor nuestro cuanto antes tu misericordia, * pues nos hallamos reducidos a una extrema miseria.
78:9 Ayúdanos ¡oh Dios, salvador nuestro!, y por la gloria de tu Nombre líbranos, Señor; * y perdónanos nuestros pecados por amor de tu Nombre.
78:10 No sea que se diga ante los gentiles: ¿Dónde está el Dios de ésos? * Brille, pues, entre las naciones,
78:10 Y vean nuestros ojos la venganza que tomas de la sangre de tus siervos, que ha sido derramada. * Asciendan ante tu acatamiento los gemidos de los encarcelados.
78:11 Conserva con tu brazo poderoso * los hijos de aquellos que han sido sacrificados a la muerte.
78:12 Págales, Señor, a nuestros vecinos con males siete veces mayores, * por las blasfemias que contra ti han vomitado.
78:13 Entretanto nosotros, pueblo tuyo y ovejas de tu grey, * cantaremos perpetuamente tus alabanzas;
78:13 De generación en generación * anunciaremos tus glorias.
V. Gloria al Padre, al Hijo, * y al Espíritu Santo.
R. Como era en el principio, ahora y siempre, * por los siglos de los siglos. Amén.

Psalmus 79 [12]
79:2 Qui regis Israël, inténde: * qui dedúcis velut ovem Joseph.
79:2 Qui sedes super Chérubim, * manifestáre coram Éphraim, Bénjamin, et Manásse.
79:3 Éxcita poténtiam tuam, et veni, * ut salvos fácias nos.
79:4 Deus, convérte nos: * et osténde fáciem tuam, et salvi érimus.
79:5 Dómine, Deus virtútum, * quoúsque irascéris super oratiónem servi tui?
79:6 Cibábis nos pane lacrimárum: * et potum dabis nobis in lácrimis in mensúra?
79:7 Posuísti nos in contradictiónem vicínis nostris: * et inimíci nostri subsannavérunt nos.
79:8 Deus virtútum, convérte nos: * et osténde fáciem tuam, et salvi érimus.
79:9 Víneam de Ægýpto transtulísti: * ejecísti gentes, et plantásti eam.
79:10 Dux itíneris fuísti in conspéctu ejus: * plantásti radíces ejus, et implévit terram.
79:11 Opéruit montes umbra ejus: * et arbústa ejus cedros Dei.
79:12 Exténdit pálmites suos usque ad mare: * et usque ad flumen propágines ejus.
79:13 Ut quid destruxísti macériam ejus: * et vindémiant eam omnes, qui prætergrediúntur viam?
79:14 Exterminávit eam aper de silva: * et singuláris ferus depástus est eam.
79:15 Deus virtútum, convértere: * réspice de cælo, et vide, et vísita víneam istam.
79:16 Et pérfice eam, quam plantávit déxtera tua: * et super fílium hóminis, quem confirmásti tibi.
79:17 Incénsa igni, et suffóssa * ab increpatióne vultus tui períbunt.
79:18 Fiat manus tua super virum déxteræ tuæ: * et super fílium hóminis, quem confirmásti tibi.
79:19 Et non discédimus a te, vivificábis nos: * et nomen tuum invocábimus.
79:20 Dómine, Deus virtútum, convérte nos: * et osténde fáciem tuam, et salvi érimus.
V. Glória Patri, et Fílio, * et Spirítui Sancto.
R. Sicut erat in princípio, et nunc, et semper, * et in sǽcula sæculórum. Amen.

Ant. Allelúja, allelúja, allelúja.

Salmo 79 [12]
79:2 Pastor de Israel, escucha, * Tú que guías a José como a un rebaño;
79:2 Tú que te sientas sobre querubines, * resplandece ante Efraín, Benjamín y Manasés;
79:3 Despierta tu poder * y ven a salvarnos.
79:4 Oh Dios, restáuranos, * que brille tu rostro y nos salve.
79:5 Señor Dios de los ejércitos, * ¿hasta cuándo estarás airado mientras tu pueblo te suplica?
79:6 Le diste a comer llanto, * a beber lágrimas a tragos;
79:7 Nos entregaste a las contiendas de nuestros vecinos, * nuestros enemigos se burlan de nosotros.
79:8 Dios de los ejércitos, restáuranos, * que brille tu rostro y nos salve.
79:9 Sacaste una vid de Egipto, * expulsaste a los gentiles, y la trasplantaste;
79:10 Le preparaste el terreno, * y echó raíces hasta llenar el país;
79:11 Su sombra cubría las montañas, / y sus pámpanos, los cedros altísimos;
79:12 Extendió sus sarmientos hasta el mar, * y sus brotes hasta el Gran Río.
79:13 ¿Por qué has derribado su cerca * para que la saqueen los viandantes,
79:14 La pisoteen los jabalíes * y se la coman las alimañas?
79:15 Dios de los Ejércitos, vuélvete: * mira desde el cielo, fíjate, ven a visitar tu viña,
79:16 La cepa que tu diestra plantó * y que Tú hiciste vigorosa.
79:17 La han talado y le han prendido fuego; * con un bramido hazlos perecer.
79:18 Que tu mano proteja a tu escogido, * al hombre que Tú fortaleciste.
79:19 No nos alejaremos de ti: * danos vida, para que invoquemos tu nombre.
79:20 Señor Dios de los ejércitos, restáuranos, * que brille tu rostro y nos salve.
V. Gloria al Padre, al Hijo, * y al Espíritu Santo.
R. Como era en el principio, ahora y siempre, * por los siglos de los siglos. Amén.

Ant. Aleluya, aleluya, aleluya.
V. Surréxit Dóminus de sepúlcro, allelúja.
R. Qui pro nobis pepéndit in ligno, allelúja.
V. El Señor ha resucitado del sepulcro. Aleluya.
R. El que por nosotros colgó del madero. Aleluya.
Pater noster, qui es in cælis, sanctificétur nomen tuum: advéniat regnum tuum: fiat volúntas tua, sicut in cælo et in terra. Panem nostrum quotidiánum da nobis hódie: et dimítte nobis débita nostra, sicut et nos dimíttimus debitóribus nostris:
V. Et ne nos indúcas in tentatiónem:
R. Sed líbera nos a malo.
Absolutio. Exáudi, Dómine Jesu Christe, preces servórum tuórum, et miserére nobis: Qui cum Patre et Spíritu Sancto vivis et regnas in sǽcula sæculórum. Amen.
Padre nuestro, que estás en los cielos, santificado sea tu nombre, venga a nosotros tu reino, hágase tu voluntad así en la tierra como en el cielo. El pan nuestro de cada día dánosle hoy; perdónanos nuestras deudas, así como nosotros perdonamos a nuestros deudores:
V. No nos dejes caer en tentación:
R. Mas líbranos del mal.
Absolución. Señor Jesucristo, escucha las súplicas de tus siervos y ten misericordia de nosotros, Tú que vives y reinas con el Padre y el Espíritu Santo por los siglos de los siglos. Amén.

V. Jube, domne, benedícere.
Benedictio. Benedictióne perpétua benedícat nos Pater ætérnus. Amen.

Lectio 1
De Actibus Apostolórum
Act. 24:10-16
10 Respóndit autem Paulus (annuénte sibi prǽside dícere): Ex multis annis te esse iúdicem genti huic sciens, bono ánimo pro me satisfáciam.
11 Potes enim cognóscere quia non plus sunt mihi dies quam duódecim, ex quo ascéndi adoráre in Jerúsalem:
12 Et neque in templo invenérunt me cum áliquo disputántem, aut concúrsum faciéntem turbæ, neque in synagógis, neque in civitáte:
13 Neque probáre possunt tibi de quibus nunc me accúsant.
14 Confíteor autem hoc tibi, quod secúndum sectam quam dicunt hǽresim, sic desérvio Patri et Deo meo, credens ómnibus quæ in lege et prophétis scripta sunt:
15 Spem habens in Deum, quam et hi ipsi exspéctant, resurrectiónem futúram justórum et iniquórum.
16 In hoc et ipse stúdeo sine offendículo consciéntiam habére ad Deum et ad hómines semper.
V. Tu autem, Dómine, miserére nobis.
R. Deo grátias.

R. Virtúte magna reddébant Apóstoli,
* Testimónium resurrectiónis Jesu Christi Dómini nostri, allelúja, allelúja.
V. Repléti quidem Spíritu Sancto loquebántur cum fidúcia verbum Dei.
R. Testimónium resurrectiónis Jesu Christi Dómini nostri, allelúja, allelúja.

V. Dígnate, Señor, dar tu bendición.
Bendición. El Padre Eterno nos bendiga con su continua bendición. Amén.

Lectura 1
Del libro de los Hechos de los Apóstoles
Hch 24:10-16
10 Pablo, una vez que el procurador le hizo señal de hablar, contestó: “Sabiendo que desde muchos años eres juez de este pueblo, hablaré confiadamente en defensa mía.
11 Puedes averiguar que sólo hace dos días que subí a Jerusalén para adorar,
12 Y que ni en el templo, ni en las sinagogas, ni en la ciudad, me encontraron disputando con nadie o promoviendo tumultos en la turba,
13 Ni pueden presentarte pruebas de las cosas de que ahora me acusan.
14 Te confieso que sirvo al Dios de mis padres con plena fe en todas las cosas escritas en la Ley y en los Profetas, según el camino que ellos llaman secta,
15 Y con la esperanza en Dios que ellos mismos tienen de la resurrección de los justos y de los malos.
16 Según esto, he procurado en todo tiempo tener una conciencia irreprensible para con Dios y para con los hombres.
V. Tú, Señor, ten piedad de nosotros.
R. Demos gracias a Dios.

R. Con gran valor daban los Apóstoles,
* Testimonio de la resurrección de Jesucristo nuestro Señor, aleluya, aleluya.
V. Llenos del Espíritu Santo, anunciaban la palabra de Dios valerosamente.
R. Testimonio de la resurrección de Jesucristo nuestro Señor, aleluya, aleluya.
V. Jube, domne, benedícere.
Benedictio. Unigénitus Dei Fílius nos benedícere et adjuváre dignétur. Amen.

Lectio 2
Act. 24:17-21
17 Post annos autem plures eleemósynas factúrus in gentem meam, veni, et oblatiónes, et vota,
18 In quibus invenérunt me purificátum in templo: non cum turba, neque cum tumúltu.
19 Quidam autem ex Asia Judǽi, quos oportébat apud te præsto esse, et accusáre si quid habérent advérsum me:
20 Aut hi ipsi dicant si quid invenérunt in me iniquitátis cum stem in concílio,
21 Nisi de una hac solúmmodo voce qua clamávi inter eos stans: Quóniam de resurrectióne mortuórum ego iúdicor hódie a vobis.
V. Tu autem, Dómine, miserére nobis.
R. Deo grátias.

R. De ore prudéntis procédit mel, allelúja: dulcédo mellis est sub língua ejus, allelúja:
* Favus distíllans lábia ejus, allelúja, allelúja.
V. Sapiéntia requiéscit in corde ejus, et prudéntia in sermóne oris illíus.
R. Favus distíllans lábia ejus, allelúja, allelúja.
V. Glória Patri, et Fílio, * et Spirítui Sancto.
R. Favus distíllans lábia ejus, allelúja, allelúja.
V. Dígnate, Señor, dar tu bendición.
Bendición. El Hijo único de Dios nos bendiga y nos ayude. Amén.

Lectura 2
Hch 24:17-21
17 Después de muchos años he venido para traer limosnas a los de mi nación y a presentar mis oblaciones.
18 En esos días me encontraron purificado en el templo, no con turbas ni produciendo alborotos.
19 Son algunos judíos de Asia los que deberían hallarse aquí presentes para acusarme, si algo tienen contra mí.
20 Y si no, que estos mismos digan si, cuando comparecí ante el Sanedrín,
21 Hallaron delito alguno contra mí, como no fuera esta mi declaración, que yo pronuncié en medio de ellos: Por la resurrección de los muertos soy juzgado hoy ante vosotros.
V. Tú, Señor, ten piedad de nosotros.
R. Demos gracias a Dios.

R. De la boca del hombre prudente fluye la miel, aleluya; la dulzura de la miel está bajo su lengua, aleluya.
* Sus labios son como panal que destila, aleluya.
V. La sabiduría descansa en su corazón y la prudencia en las palabras de su boca.
R. Sus labios son como panal que destila, aleluya.
V. Gloria al Padre, al Hijo, * y al Espíritu Santo.
R. Sus labios son como panal que destila, aleluya.
V. Jube, domne, benedícere.
Benedictio. Spíritus Sancti grátia illúminet sensus et corda nostra. Amen.

Lectio 3
Act. 24:22-27
22 Dístulit autem illos Felix, certíssime sciens de via hac, dicens: Cum tribúnus Lýsias descénderit, áudiam vos.
23 Jussítque centurióni custodíre eum, et habére réquiem, nec quemquam de suis prohibére ministráre ei.
24 Post áliquot autem dies véniens Felix cum Drusílla uxóre sua, quæ erat Judǽa, vocávit Paulum, et audívit ab eo fidem quæ est in Christum Jesum.
25 Disputánte autem illo de justítia, et castitáte, et de judício futúro, tremefáctus Felix, respóndit: Quod nunc áttinet, vade: témpore autem opportúno accérsam te:
26 Simul et sperans quod pecúnia ei darétur a Paulo, propter quod et frequénter accérsens eum, loquebátur cum eo.
27 Biénnio autem expléto, accépit successórem Felix Pórtium Festum. Volens autem grátiam præstáre Judǽis Felix, relíquit Paulum vinctum.
V. Tu autem, Dómine, miserére nobis.
R. Deo grátias.


Te Deum
Te Deum laudámus: * te Dóminum confitémur.
Te ætérnum Patrem * omnis terra venerátur.
Tibi omnes Ángeli, * tibi Cæli, et univérsæ Potestátes:
Tibi Chérubim et Séraphim * incessábili voce proclámant:

(Fit reverentia) Sanctus, Sanctus, Sanctus * Dóminus Deus Sábaoth.

Pleni sunt cæli et terra * majestátis glóriæ tuæ.
Te gloriósus * Apostolórum chorus,
Te Prophetárum * laudábilis númerus,
Te Mártyrum candidátus * laudat exércitus.
Te per orbem terrárum * sancta confitétur Ecclésia,
Patrem * imménsæ majestátis;
Venerándum tuum verum * et únicum Fílium;
Sanctum quoque * Paráclitum Spíritum.
Tu Rex glóriæ, * Christe.
Tu Patris * sempitérnus es Fílius.

Fit reverentia
Tu, ad liberándum susceptúrus hóminem: * non horruísti Vírginis úterum.

Tu, devícto mortis acúleo, * aperuísti credéntibus regna cælórum.
Tu ad déxteram Dei sedes, * in glória Patris.
Judex créderis * esse ventúrus.

Sequens versus dicitur flexis genibus
Te ergo quǽsumus, tuis fámulis súbveni, * quos pretióso sánguine redemísti.

Ætérna fac cum Sanctis tuis * in glória numerári.
Salvum fac pópulum tuum, Dómine, * et bénedic hereditáti tuæ.
Et rege eos, * et extólle illos usque in ætérnum.
Per síngulos dies * benedícimus te.

Fit reverentia, secundum consuetudinem
Et laudámus nomen tuum in sǽculum, * et in sǽculum sǽculi.

Dignáre, Dómine, die isto * sine peccáto nos custodíre.
Miserére nostri, Dómine, * miserére nostri.
Fiat misericórdia tua, Dómine, super nos, * quemádmodum sperávimus in te.
In te, Dómine, sperávi: * non confúndar in ætérnum.
V. Dígnate, Señor, dar tu bendición.
Bendición. La gracia del Espíritu Santo ilumine nuestros sentidos y corazones. Amén

Lectura 3
Hch 24:22-27
22 Félix, que sabía bien lo que se refiere a este camino, difirió la causa, diciendo: Cuando venga el tribuno Lisias decidiré vuestra causa.
23 Mandó al centurión que le guardase, dejándole cierta libertad y permitiendo que los suyos le asistiesen.
24 Pasados algunos días, vino Félix con su mujer Drusila, que era judía, y mandó que viniese Pablo, y le escuchó acerca de la fe en Cristo.
25 Disertando él sobre la justicia, la continencia y el juicio venidero, se llenó Félix de terror. Al fin le dijo: Por ahora retírate; cuando tenga tiempo volveré a llamarte.
26 Entretanto, esperando que Pablo le diese dinero, le hizo llamar muchas veces y conversaba con él.
27 Transcurridos dos años, Félix tuvo por sucesor a Porcio Festo; pero queriendo congraciarse con los judíos, dejó a Pablo en la prisión.
V. Tú, Señor, ten piedad de nosotros.
R. Demos gracias a Dios.


Te Deum
A ti, oh Dios, alabamos: * a ti, oh Señor, te confesamos.
A ti, Padre Eterno, * reconoce y venera toda la tierra;
A ti todos los Ángeles, * a ti los cielos y todas las Potestades;
A ti los Querubines y Serafines, * claman sin cesar:

(Reverencia) Santo, Santo, Santo * el Señor Dios de los ejércitos.

Llenos están los cielos y la tierra * de la Majestad de tu gloria.
A ti el glorioso coro * de los Apóstoles,
A ti la venerable muchedumbre * de los Profetas,
A ti alaba el numeroso ejército * de los Mártires.
A ti la Iglesia santa * confiesa por toda la redondez de la tierra:
Por Padre * de inmensa majestad;
Y que debe ser adorado * tu verdadero y único Hijo;
Y también el Espíritu Santo * consolador.
Tú, oh Cristo, * eres Rey de la gloria.
Tú, el Hijo sempiterno * del Padre.

Reverencia
Tú, para rescatarnos * te hiciste hombre, y no tuviste a menos encerrarte en el seno de una Virgen.

Tú, destruido el imperio de la muerte, * abriste a los fieles el reino de los cielos.
Tú estás sentado a la diestra de Dios, * en la gloria del Padre.
Y de allí creemos * que vendrás a juzgarnos.

El siguiente verso se dice de rodillas.
Por esto te suplicamos socorras a tus siervos, * a quienes con tu sangre preciosa redimiste.

Haz que en la eterna gloria * seamos del número de tus santos.
Salva, Señor, a tu pueblo, * y bendice a tu herencia.
Y gobiérnalos, * y ensálzalos para siempre.
Todos los días * te bendecimos.

Reverencia, como es costumbre
Y alabamos tu nombre en los siglos, * y en los siglos de los siglos.

Dígnate, Señor, conservarnos * sin pecado en este día.
Ten, Señor, piedad de nosotros; * sí, ten de nosotros piedad.
Descienda, Señor, tu misericordia sobre nosotros, * pues pusimos en ti nuestra esperanza.
En ti, Señor, esperaré: * nunca seré confundido.
Reliqua omittuntur, nisi Laudes separandae sint.
El resto se omite, salvo que Laúdes se haga aparte.
Oratio {ex Proprio de Tempore}
V. Dómine, exáudi oratiónem meam.
R. Et clamor meus ad te véniat.
Orémus.
Deus, qui in Fílii tui humilitáte jacéntem mundum erexísti: fidélibus tuis perpétuam concéde lætítiam; ut, quos perpétuæ mortis eripuísti cásibus, gáudiis fácias pérfrui sempitérnis.
Per eúmdem Dóminum nostrum Jesum Christum Fílium tuum, qui tecum vivit et regnat in unitáte Spíritus Sancti, Deus, per ómnia sǽcula sæculórum.
R. Amen.
Oración {del Propio del Tiempo}
V. Señor, escucha nuestra oración.
R. Y llegue a ti nuestro clamor.
Oremos.
¡Oh Dios, que por medio de la humillación de tu Hijo levantaste a la humanidad caída!; conserva a tus fieles en continua alegría, y concede los gozos del cielo a quienes has librado de la muerte eterna.
Por el mismo Señor Nuestro Jesucristo, tu Hijo, que vive y reina en la unidad del Espíritu Santo, Dios, por todos los siglos de los siglos.
R. Amén.
Conclusio
V. Dómine, exáudi oratiónem meam.
R. Et clamor meus ad te véniat.
V. Benedicámus Dómino.
R. Deo grátias.
V. Fidélium ánimæ per misericórdiam Dei requiéscant in pace.
R. Amen.
Pater noster, qui es in cælis, sanctificétur nomen tuum: advéniat regnum tuum: fiat volúntas tua, sicut in cælo et in terra. Panem nostrum quotidiánum da nobis hódie: et dimítte nobis débita nostra, sicut et nos dimíttimus debitóribus nostris: et ne nos indúcas in tentatiónem: sed líbera nos a malo. Amen.
Conclusión
V. Señor, escucha nuestra oración.
R. Y llegue a ti nuestro clamor.
V. Bendigamos al Señor.
R. Demos gracias a Dios.
V. Las almas de los fieles, por la misericordia de Dios, descansen en paz.
R. Amén.
Padre nuestro, que estás en los cielos, santificado sea tu nombre, venga a nosotros tu reino, hágase tu voluntad así en la tierra como en el cielo. El pan nuestro de cada día dánosle hoy; perdónanos nuestras deudas, así como nosotros perdonamos a nuestros deudores, y no nos dejes caer en la tentación, mas líbranos del mal. Amén.
Post Divinum officium

Matutinum    Laudes
Prima    Tertia    Sexta    Nona
Vesperae    Completorium
Omnia    Plures

Options    Sancta Missa    Ordo

Versions
Tridentine 1570
Tridentine 1910
Divino Afflatu
Reduced 1955
Rubrics 1960
1960 Newcalendar
Monastic
Ordo Praedicatorum
Language 2
Latin
Deutsch
English
Español
Français
Italiano
Magyar
Polski
Português
Latin-Bea
Polski-Newer
Votives
Hodie
Dedicatio
Defunctorum
Parvum B.M.V.

Versions      Credits      Download      Rubrics      Technical      Help